miércoles, mayo 18, 2022
MÁS
    InicioBodegasLos doce grandes “vinos de pago” de Castilla-La Mancha

    Los doce grandes “vinos de pago” de Castilla-La Mancha

    Foto apertura: Viñedos de la DOP Pago Dehesa del Carrizal

    Joaquín Parra. Wine Up!

    Para hablar de los “vinos de pago” en Castilla-La Mancha y en España, hay que mirar atrás en el tiempo y centrarse en la persona de Don Carlos Falcó, conocido por su título nobiliario: Marqués de Griñón y no tan conocido por su papel como uno de los agrónomos más relevantes de las últimas décadas.

    En una entrevista que realicé en el año 2017 profundizaba en el proceso de creación de los “pagos”, a través de la adaptación de una ley pionera en España de la que también nació la indicación geográfica protegida “vinos de la tierra de Castilla”.

    El Sr. Falcó, viajero y gran conocedor de las grandes regiones vitícolas del mundo, necesitaba un marchamo de calidad que avalara el trabajo que venía desarrollando en su bodega y viñedos de Malpica de Tajo, y que, al mismo tiempo, ayudara a mejorar la imagen global de los vinos de la región. Para ello se fijaba en el prestigio de regiones como Toscana, Borgoña o el Valle del Rhin basado en pagos históricos que ayudaban a prestigiar esas zonas actuando como cabeza tractora en la imagen de calidad.

    Cambio legislativo

    Él lo propuso al entonces presidente José Bono y consejero de agricultura Alejandro Alonso y aprovechando el cambio legislativo que supuso el Reglamento (CE) n° 1493/1999 (OCM) se puso en marcha la pionera ley que regula los vinos de pago como denominación de origen propia.

    La denominación de pago se otorga cuando hay un paraje con unas condiciones excepcionales y bien diferencias con el entorno

    Viñedos de la DOP Pago Los Cerrillos muy próximos a las Lagunas de Ruidera

    Se eligió la palabra “pago” porque era como se definían a las fincas más importantes de Jerez desde hace siglos. Había que utilizar una palabra española que significara lo mismo que la francesa “cru”. Si bien, indicaba que costó mucho trabajo y didáctica que los profesionales de fuera de España entendieran el concepto.

    En el mercado encontramos algunos vinos que aparecen con la palabra “pago” pero hay que diferenciar lo que es la marca (necesariamente ha de estar registrada antes de la publicación de la ley) y el PAGO como Denominación de Origen.

    ¿Qué es un vino de pago?

    Por resumirlo y hacerlo entendible al lector, un “pago” se otorga cuando hay un paraje (viñedo) con unas condiciones excepcionales y bien diferenciadas con el entorno, entendiendo también que el pago se limita a un territorio concreto que está donde la bodega o en un entorno próximo. Es decir, la bodega tiene una denominación de origen propia que se refiere a ese viñedo concreto y sólo podrá elaborar vinos con uvas de su propiedad en el viñedo que se haya calificado. Entre otras limitaciones, los vinos sólo se podrán embotellar en la propia bodega.

    Al final, y para que se entienda bien, es una denominación de origen como cualquier otra, pero con una delimitación de territorio muy limitada en comparación con otras DD.OO. si bien los pagos están en la cúspide de la pirámide de los marchamos de calidad del vino

    La necesidad de los pagos en Castilla-La Mancha

    Precisamente en el momento en el que me encuentro escribiendo, recibo el correo de un periodista escocés solicitándome información sobre los vinos de pago de Castilla-La Mancha para una prestigiosa publicación en su país. De aquí saco dos lecturas. Una, que realmente algo se está moviendo despertando el interés en otros países sobre los vinos de pago. La otra lectura, es que no existe ningún gran artículo en el que el lector pueda conocer los pagos de nuestra región sin un interés particular. Es lógico que las bodegas interesadas hablen sobre su singularidad, pero este probablemente será el primer gran artículo sobre los vinos de pago de Castilla-La Mancha.

    Fachada de la casa solariega que alberga la bodega de la DOP Finca Casa del Blanco en Manzanares

    Volviendo al titular de este párrafo, considero necesarios los pagos en Castilla-La Mancha. Los que hay, por razones obvias lo merecen, pero como gran conocedor de los vinos de la región, hay muchas más bodegas que serían merecedoras de formar parte de este selecto club. De algunas, sé que directamente no se lo plantean, se sienten cómodas con su status actual. De otras, habría que preguntarlo.

    Calidad intrínseca

    Como ya he publicado en otras ocasiones, personalmente considero que una denominación de origen sólo tiene sentido si ayuda a vender más caro el producto, fruto de esa garantía de calidad intrínseca. En este caso, hay bodegas que una vez conseguido el pago, han seguido manteniendo sus precios o los han subido ligeramente y otras directamente lo han subido para adecuarse a su nueva realidad.

    No nos engañemos, uno de los principales baremos para medir la calidad y el prestigio es el precio, y aquí sí está ayudando a muchas bodegas que han recorrido con éxito ese camino hacia el “pago”.

    Los vinos y las variedades

    Partiendo de que cada bodega tiene su norma de producción y que esta se ha redactado en base a las variedades plantadas de la finca, en el contexto de reconversión de viñedo que proliferó a principios de siglo XX, encontramos que salvo el tempranillo que sí se encontraba en Castilla-La Mancha conocida como “cencibel”. la garnacha, graciano y puede que algún verdejo, la práctica totalidad de las variedades con las que se elaboran los vinos de pago de la región son variedades foráneas: cabernet sauvignon, cabernet franc, petit verdot, syrah, merlot, chardonnay, sauvignon blanc, viognier y otras.

    Se elaboran vinos sobresalientes como monovarietal, alcanzando también la excelencia en el arte del ensamblaje de variedades (coupage).

    Con respecto al clima, hay que ceñirse al de cada bodega y su ubicación, encontrando “pagos” que van desde los 600 metros sobre el nivel del mar a sobrepasar los 1100. Hay 12 pagos repartidos por las provincias de Toledo, Cuenca, Albacete y Ciudad Real, lo que demuestra la diversidad de suelos y clima que atesora Castilla-La Mancha.

    LOS PAGOS Y UN VINO RECOMENDADO

    PAGO FLORENTINO – BODEGAS Y VIÑEDOS LA SOLANA

    Ctra. Porzuna – Camino Cristo del Humilladero Km. 7 Malagón – Ciudad Real www.pagoflorentino.com

    Ubicado en Malagón, Pago Florentino tiene el sello de la familia Arzuaga Navarro con su conocida bodega en la milla de oro de la Ribera del Duero. En 1997 desembarcan en la Malagón con la compra de una finca para cultivo de olivar y viendo la peculiaridad de la finca ‘La Solana”, deciden, aconsejados por su experiencia, plantar la variedad tempranillo, única contemplada en la norma de producción del pago. El viñedo se encuentra en la falda de una sierra, en ladera, con suelo lleno de rocas de granito y una capa de arcilla.

    PAGO FLORENTINO 2018

    Rojo cereza con ribete grana y capa media. En nariz recuerdos de fruta roja y un sutil toque licoroso acompañado de cacao, vainilla y pimienta. En boca muestra carácter, con tanino pulido que aporta carnosidad. Es fresco y da paso en retrogusto al recuerdo de la vainilla y la cereza con buena persistencia.

    BODEGAS MONTALVO WILMOT – PAGO LOS CERRILLOS

    Ctra. Argamasilla de Alba a Ruidera, Km 10.2,

    Argamasilla de Alba – Ciudad Real www.bodegasmontalvowilmot.com

    Ubicada en el término municipal de Argamasilla de Alba, se encuentra en transición entre la comarca natural de La Mancha y del campo de Montiel, junto al embalse de Peñarroya y su castillo homónimo. Para todos será más fácil ubicarlo si digo que se encuentra a pocos kilómetros del vergel manchego, parque natural de Las Lagunas de Ruidera.

    A unos 700 mts. snm. Trabajan cuarenta hectáreas de viñedo plantado con las variedades Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Petit Verdot y Syrah que son testigo del paso del río Guadiana. El terreno está compuesto por piedra caliza, margas y arcillas ocres.

    MONTALVO WILMOT TEMPRANILLO + CABERNET 2018

    Rojo granate, capa media, denso. En nariz se funde la fruta roja madura con los recuerdos terrosos y especiados. También hay un sutil recuerdo de licor, tabaco y cuero. En boca mejora las perspectivas de la fase olfativa. Es fresco, sorprende con una acidez que potencia el recuerdo de la fresa y cerezas. Persistente.

    DEHESA DEL CARRIZAL

    Ctra. Navas de Estena, Km 5

    Retuerta del Bullaque – Ciudad Real www.dehesadelcarrizal.com

    Ubicada en Retuerta del Bullaque, es uno de los entornos naturales destacados de la región, la comarca de Los Montes de Toledo y próximo al parque nacional de Cabañeros. El proyecto arranca en 1986 con la plantación de 8 hectáreas de Cabernet Sauvignon ampliadas hasta las 26,4 has. actuales repartidas entre las variedades Chardonnay (blanca) y las tintas cabernet sauvignon, merlot, petit verdot, syrah y tempranillo.

    Los viñedos están plantados e laderas y llanos al pie de las montañas que han sufrido la erosión del agua y lluvias provocando la acumulación de arcillas y cantos cuarcíticos. Su altitud y condiciones edafológicas aportan un microclima bien definido.

    DEHESA DEL CARRIZAL CHARDONNAY 2020

    Amarillo limón con reflejos oro, denso. En nariz es complejo, sutil recuerdo de piña madura y flores secas que se acompañan de vainilla. En boca es untuoso, denso, con textura sedosa que da paso a una acidez media. En retrogusto vuelven los recuerdos de piña madura. En boca queda el fino tanino de la madera que no aporta aromas y que suma cuerpo al vino respetando el carácter varietal. Un vino que promete evolución positiva en los próximos 4 años.

    PAGO VALLEGARCÍA

    Finca Vallegarcia

    Retuerta del Bullaque – Ciudad Real www.vallegarcia.com

    Vallegarcía se encuentra también en Retuerta del Bullaque, en el corazón de los montes de Toledo bajo la influencia del Parque Nacional de Cabañeros. El Pago se integra en una de las mejores muestras de bosque Mediterráneo del mundo, en un paraje natural único, que conserva una flora y una fauna de gran valor ecológico y unos paisajes de naturaleza aún intacta.

    Los viñedos se encuentran a 850 m de altura con una extensión de 31 hectáreas con un suelo en el que predominan materiales ácidos muy evolucionados procedentes de la erosión de los montes más antiguos de la Península Ibérica.

    VALLEGARCÍA VIOGNIER 2019

    Color oro, denso, brillante. En nariz es complejo, se funden los recuerdos de fruta de hueso con flores secas, sutil toque mineral y de hierbas aromáticas. En nariz nos muestra complejidad y elegancia, en boca se disfruta gracias a una acidez que, sin avasallar, aporta el frescor necesario que acompaña un paso de boca sedoso y un retrogusto largo que devuelve con nitidez los aromas de la fase olfativa.

    PAGO CASA DEL BLANCO

    Ctra. de Manzanares a Moral de Calatrava Km 23

    Manzanares – Ciudad Real www.pagocasadelblanco.com

    Un proyecto que nace hace más de 20 años con la adquisición de una histórica finca de labor ubicada en Manzanares, un territorio en tránsito entre la comarca de La Mancha y el Campo de Calatrava, con la influencia del río Azuer (afluente del Guadiana). Con la adquisición se centran en la reestructuración del viñedo con la plantación de variedades foráneas respetando parte del viñedo viejo. Desde el primer momento trabajaron con la filosofía del vino de pago.

    Actualmente cuentan con 12 variedades plantadas repartidas en 150 ha.: Airén, Sauvignon Blanc, Chardonnay y Moscatel de Grano Menudo en blancas y Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Petit Verdot, Malbec, Cabernet Franc y Garnacha en tintas.

    QUIXOTE 2018

    Rojo cereza con ribete grana y capa media alta. En nariz se funde el recuerdo de la vainilla y madera con fruta de hueso madura. Toques balsámicos y sutil cacao. En boca es fresco gracias a su acidez que potencia la fruta en retrogusto. Es carnoso, con tanino noble que aporta estructura. Al final vuelve el recuerdo de cacao y los tostados.

    PAGO DE CALZADILLA

    Carretera de Huete a Cuenca, Km 3.3

    Huete – Cuenca www.pagocalzadilla.com

    Pago Calzadilla se encuentra en el Valle del Río Mayor, a una altitud de entre 900 y 1.000 metros, en la comarca de la Alcarria conquense. El microclima del valle, con frecuentes nieblas y vientos, protege el viñedo de las peligrosas heladas primaverales y su altitud aporta frescura a las noches de verano con una gran amplitud térmica.

    El Pago comprende 22 Hectáreas de viñedos que tienen su origen en 1980 con 3 variedades: Tempranillo, Garnacha y Cabernet-Sauvignon. En 1992 se introduce la variedad Syrah, todas en

    espaldera y con la particularidad de estar gran parte de ellas sobre las laderas del Cerro La Pájara, a 1.000 m de altitud. Una singularidad de sus suelos es la presencia de un mineral exclusivo de la zona, el “lapis specularis”, yeso cristalizado que confiere singularidad a los vinos.

    OPTA CALZADILLA 2017

    Rojo cereza con ribete grana, capa media y lágrima que tiñe la copa. En nariz se funden los recuerdos balsámicos con la fruta de hueso (ciruela), sutiles tostados, cacao y vainilla. Hay un fondo terroso que aporta complejidad. En boca es carnoso, tanino que aporta estructura. Acidez justa pero suficiente para que sea un trago amable. En retrogusto vuelve el recuerdo del cacao y la vainilla.

    PAGO DEL VICARIO

    Carretera CM-412, km. 16

    Porzuna – Ciudad Real www.pagodelvicario.com

    Pago del Vicario cuenta con 130 has. de viñedo en la ribera del río Guadiana y con una altitud media de 600 mts. snm. Posee una orografía ondulada, con pendientes decrecientes hacia el río. Su proximidad al curso de agua, le proporciona un microclima excepcional, con temperaturas suaves y un gran contraste térmico entre día y noche, favoreciendo la síntesis de aromas en la época de maduración de la uva.

    Los suelos, muy heterogéneos en cuanto a textura y composición, van desde los francoarenosos y francolimosos, a zonas donde predominan las cuarcitas, alternando con pizarras. Este hecho aporta una gran riqueza de matices, ya que las 29 parcelas en que se ha dividido el pago, se ajustan a las propiedades de cada tipo de suelo.

    En el pago predomina la variedad tempranillo acompañada de garnacha, graciano, merlot, syrah, cabernet sauvignon y petit verdot en tintas y las blancas sauvignon blanc y chardonnay.

    PAGO DEL VICARIO TALVA 2019

    Amarillo limón con reflejos oro, denso. En nariz sutil recuerdo de lías finas y madera acompañando del recuerdo cítrico del caramelo de limón. En boca es untuoso, con cuerpo y acidez media. En retrogusto, como en nariz, recuerdos cítricos acompañados de un sutil toque de vainilla y madera.

    CAMPO DE LA GUARDIA – BODEGAS MARTÚE

    Campo de la Guardia S/N

    La Guardia – Toledo www.martue.com

    Los viñedos de Martúe están localizados en La Guardia de Toledo. La Finca Campo Martuela comenzó a plantarse en 1990, mientras que Finca el Casar lo hizo diez años más tarde. La

    bodega terminó de construirse en 2002 obteniendo en 2009 la calificación de “pago campo de La Guardia.

    Con una altitud media de 700 mts snm, se encuentra en la comarca natural de la mesa de Ocaña.

    En total cuenta con 81 hectáreas que se reparten en las dos fincas mencionadas con las variedades tempranillo, cabernet sauvignon, petit verdot, merlot, malbec y syrah. La variedad chardonnay es la única blanca con la que trabaja Martúe.

    MARTÚE ESPECIAL 2017 Rojo cereza con ribete picota, capa media y lágrima que tiñe la copa. En nariz tiene buena intensidad, predominan los recuerdos de fruta roja madura acompañada de sutil tostado, especias como la pimienta rosa y balsámicos con un toque de tabaco y terroso que aporta complejidad. En boca es carnoso, con un tanino potente que pide una buena carne. Es fresco. En retrogusto es persistente, hay un sutil toque de amargor que prolonga el paso por boca. También hay un recuerdo de cacao puro y pan tostado,

    DOMINIO DE VALDEPUSA, BODEGAS MARQUÉS DE GRIÑÓN

    Finca Casa de Vacas Carretera, CM-4015, Km 23

    Malpica de Tajo – Toledo www.pagosdefamilia.es

    El origen de los grandes vinos de Castilla-La Mancha y de la viticultura actual tiene origen en la finca del Dominio de Valdepusa (Malpica de Tajo) donde D. Carlos Falcó y Fernández de Córdova, V Marqués de Griñón puso en práctica todo lo aprendido en su formación como ingeniero agrónomo en las universidades de Lovaina y California. Son muchos los aportes del Sr. Falcó a la viticultura, pero hay uno que destaca sobre el resto como es el desarrollo del riego, plantando en esta finca el primer viñedo con riego por goteo del mundo. Fue pionero en la plantación en la región de variedades como la Cabernet Sauvignon en el año 1974.

    La finca cuenta con 50 has. dedicadas al cultivo de la vid contando con las 14 de Cabernet Sauvignon a las que se le sumaron la Siray y Petit Verdot (primeras en España) y Graciano.

    Como menciono en la introducción de este artículo, es en 2002 cuando se le concede la primera denominación de origen de Pago.

    MARQUES DE GRIÑÓN CABERNET 2018

    Rojo cereza con ribete grana y capa media alta. En nariz es complejo, recuerdos de cacao, pimienta y tabaco con toques balsámicos. Sutil tostado y recuerdo licoroso. En boca es más fresco de lo que los aromas de nariz nos anticipan. Sorprende su acidez, tanino redondo y carnoso y retrogusto persistente que devuelve con nitidez los aromas de la fase olfativa con un fino amargor final.

    PAGO DE LA JARABA

    Carretera N-310, Km. 142.7

    Villarrobledo – Albacete www.lajaraba.com

    Pago de la Jaraba se encuentra en Villarrobledo. Cuenta con 80 has. de viñedo con una altitud media de 750 mts. snm. Sus suelos son mayoritariamente calizos con notables núcleos de arcillas y margas nacidos en el Neóceno, Plioceno del Terciario, siendo notable la existencia de formaciones de dunas, actualmente fijadas por matorral bajo y pino.

    PAGO DE LA JARABA 2019

    Rojo cereza con ribete picota. En nariz hay recuerdos de cereza y ciruela en compañía de vainilla, sutil caramelo y tostados. Hay fruta pero la madera toma protagonismo. En boca es más expresivo que en nariz, fresco, con buena acidez que potencia el recuerdo de la fruta roja en su punto de maduración. Tanino noble que aporta carnosidad. Un vino que tiene buen recorrido en los próximos 5 años.

    La finca de gran extensión cuenta con ganado ovino que aporta el abono orgánico necesario para el viñedo que es en su mayoría de la variedad tempranillo acompañado por cabernet sauvignon, merlot y graciano en tintas y sauvignon blanc como única variedad de uva blanca.

    BODEGA PAGO FINCA ÉLEZ

    Carretera Ossa de Montiel a El Bonillo, Km 11,5

    El Bonillo – Albacete www.pagofincaelez.com

    Pago Finca Élez se encuentra en la población de El Bonillo, bajo la influencia del parque natural de las Lagunas de Ruidera. Fundada en 1992 por el empresario del mundo del espectáculo Manuel Manzaneque con el asesorado por el enólogo francés Michel Poudou, buscan la singularidad de un suelo virgen para el viñedo hasta ese momento aprovechando su altitud media de 1080 mts. snm como un valor diferencial en la calidad de los vinos. En 2020 la bodega pasa a manos de la familia Villoldo Ruiz, ambos ingenieros agrónomos.

    En 2002 es la primera bodega junto a Marqués de Griñón en obtener la calificación de “vino de pago”.

    Sus suelos son arcillo-calcáreos, pobres, pedregosos y bien drenados. Con un clima continental extremo y una amplitud térmica que llega a superar los 20 grados.

    Actualmente el pago cuenta con 38 has. que se reparten entre la variedad Tempranillo. Cabernet sauvignon y syrah en tintas. En blancas, chardonnay y viognier.

    EL SECRETO DE LZ 2020

    Amarillo pajizo con reflejos dorados, denso. En nariz es complejo, sutil recuerdo de fruta tropical (piña) con matices herbáceos y un sutil toque anisado (hinojo). En boca es untuoso, graso, con acidez media que va increscendo y se funde en retrogusto con el recuerdo de la piña y el caramelo de limón. Buena persistencia, invita a seguir bebiendo.

    FAMILIA CONESA – PAGO GUIJOSO

    Carretera de Ossa de Montiel al Bonillo km 11

    El Bonillo – Albacete www.familiaconesa.com

    Pago Guijoso se encuentra en el mismo entorno que Finca Élez, en el término municipal de El Bonillo y junto al parque natural de las lagunas de Ruidera, en la comarca del Campo de Montiel. Sus 100 hectáreas están a 1.100 mts. snm con suelos franco-arcillosos repleto de guijarros en superficie (canto rodado).

    Clima extremo con gran amplitud térmica que beneficia la maduración de la uva.

    La finca tiene plantadas las variedades tintas tempranillo, merlot, syrah, garnacha, petit verdot y cabernet sauvignon y en blancas chardonnay, viognier y sauvignon blanc.

    FINCA LA SABINA SYRAH 2017

    Vivo color cárdeno y capa media. En nariz se funde el recuerdo de ciruela madura y moras con un toque licoroso, monte bajo y hierbas aromáticas. También encontramos un recuerdo ahumado y tostado marcado. En boca es sabroso, sorprendentemente fresco para lo que se esperaba por la fase olfativa, te hace salivar. El tanino aporta estructura, necesita redondear. En retrogusto destaca el recuerdo de la fruta negra y la ciruela, también un sutil amargor que recuerda al pan tostado cuando se quema.

    ARTÍCULOS RELACIONADOS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    - Advertisment -

    ÚLTIMOS POSTS