miércoles, mayo 18, 2022
MÁS
    InicioBodegasBodegas NOC, frescura y modernidad en Los Montes de Toledo

    Bodegas NOC, frescura y modernidad en Los Montes de Toledo

    Bodegas NOC nace de la conciencia social y medioambiental del empresario Carlos Galdón, exconsejero delegado de la farmacéutica GlaxoSmithKline y presidente de la Clínica Armstrong Internacional en Madrid. Con el cambio de siglo, Galdón decide dar un giro a su carrera y “devolverle a la tierra y a la sociedad aquello que nos da” como nuevo presidente y consejero delegado de la empresa de energías renovables Avanzalia Solar. Es entonces cuando adquiere en Los Yébenes una singular finca en la que, progresivamente, planta diferentes viñedos y olivares.

    Para la elaboración de vinos, compra una pequeña bodega en la cercana localidad de Manzaneque: Bodegas Tierra de Orgaz, que había sido fundada en 1918. Poco a poco, el modesto edificio de estilo manchego va ampliándose -actualmente cuenta con una capacidad para producir medio millón de kilos de uva al año- y evolucionando con la incorporación de las últimas tecnologías en materia vinícola.

    Ahora, más de 100 años después de su fundación, la bodega inicia una nueva y ambiciosa etapa dirigida por Carlos Galdón, contando con el apoyo de su hija Beatriz, responsable de marketing y recursos humanos. Tierra de Orgaz se funde para fundar Bodegas NOC, una firma que pretende convertirse en icono de calidad y modernidad de la zona.

    En los Montes de Toledo, una comarca de gran valor ecológico y cinegético, que se extiende entre la fosa del Tajo hasta la depresión del Guadiana y limita al sur con Ciudad Real, se dan las condiciones idóneas para la elaboración de vinos de gran calidad. Se trata de la zona geológicamente más antigua de la península, con suelo con predominio de cuarcitas que aportan mayor acidez y frescura al vino, con un clima más húmedo que las regiones vecinas –la mesa toledana al norte, La Mancha al este y el Campo de Calatrava al sur- y con una pluviometría superior a la media. Todo ello, unido a la altitud del viñedo, entre 750 y 1.000 metros que lo sitúan entre los más altos de la región, hace posible producir, en una zona cálida, vinos frescos, equilibrados, sutiles y aromáticos.

    Del potencial vinícola de esa histórica zona sabe mucho Ignacio de Miguel, enólogo y consultor técnico, que, aunque madrileño de nacimiento se siente manchego por derecho tras haber trabajado en bodegas como Marqués de Griñón, Dehesa del Carrizal, Martúe y Casalobos, entre otras. De Miguel es un enamorado de los Montes de Toledo y de sus suelos únicos: “son muy ácidos y con unos PHs muy bajos que permiten que podamos hacer vinos con mucha frescura en plena Mancha, donde, por el contrario, los PHs son altísimos por el exceso de sol y la alcalinidad de los terrenos”.

    Comenzó como enólogo asesor y actualmente es director al frente de un equipo formado por los enólogos Elena Rincón, ingeniera agrónoma oriunda de Manzanares y con experiencia en Sudáfrica, en Sicilia y en González Byass y Jaime Notó, procedente de Codorniú y creador de una de las últimas innovaciones de Bodegas NOC: NOC Brut Rosé, el primer brut rosado elaborado con tempranillo en los Montes de Toledo.

    Bodegas NOC cuenta con 43 hectáreas de viñedo propio: 10 hectáreas en Manzaneque, junto a la bodega, y 33 hectáreas en Los Yébenes, situado a 25 kilómetros de la bodega. Se trata de un viñedo subparcelado –lo que permite diseñar los vinos desde el campo-, gestionado por el “cuidador de viñas” Julián Palacios y plantado con las variedades tintas tempranillo, syrah, cabernet sauvignon y petit verdot y las blancas chardonnay y viognier.

    La bodega, por su parte, ha ido ampliándose año tras año hasta alcanzar los 10.000 metros cuadrados actuales y en la última etapa se ha realizado una fuerte inversión para la modernización

    de las instalaciones y la incorporación de lo último en tecnología vitivinícola. Cuenta con depósitos de acero inoxidable, un parque de 150 barricas completamente renovado con barricas exclusivamente de roble francés y un alto porcentaje de barricas nuevas o de un uso inferior a cuatro años buscando potenciar el equilibrio entre la fruta y madera en los vinos; una veintena de tinajas de hormigón de la década de los sesenta, en las que se afinan ciertos vinos y una cava para la elaboración de una gama de brut que de momento incluye un rosado monovarietal de tempranillo y que pronto se ampliará con un blanco de chardonnay y viognier con 24 meses de crianza.

    En los próximos dos años, las instalaciones se completarán con un vanguardista recorrido enoturístico adaptado a los nuevos tiempos y las nuevas normativas, con salones para eventos de hasta 2.000 personas y con un pequeño hotel de diseño que contará con diez habitaciones.

    Los vinos

    Bajo el paraguas de Bodegas NOC se elaboran los vinos NOC Tinto (buque insignia de la casa, 100% tempranillo procedente del viñedo de Manzaneque); NOC Blanco (100% chardonnay), procedente del viñedo de Los Yébenes; Mernat de NOC Blanco (100% viognier); Mernat de NOC Rosado (100% syrah) y Mernat de NOC Tinto (tempranillo, syrah, cabernet sauvignon y petit verdot); Leyenda de NOC (el top de la gama, cuya composición varietal varía cada añada para mantener su calidad) y el brut rosado NOC Brut Rosé.

    ARTÍCULOS RELACIONADOS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    - Advertisment -

    ÚLTIMOS POSTS