jueves, abril 18, 2024
MÁS
    InicioBodegasGregorio Martínez, los vinos jóvenes en su máxima expresión

    Gregorio Martínez, los vinos jóvenes en su máxima expresión

    Enólogo de Vinícola del Carmen de Campo de Criptana

    Vivió muy de cerca desde la infancia el influjo directo de la viticultura en uno de los pueblos de La Mancha toledana con más tradición en la producción de uva y elaboración de vino, Corral de Almaguer, en el que su padre, además de trabajar sus viñas fue durante muchos años socio y tesorero de la Cooperativa de La Muela, actualmente Nuestra Señora de la Paz. De ahí nació la vocación por el mundo del vino en Gregorio Ángel Martínez Alcázar (Corral de Almaguer, 1965).

    El enólogo toledano vio homologado su título en 2005, después de haber realizado muchos años antes la formación de segundo grado en la Escuela de la Vid y el Vino de Madrid donde consiguió el título de Técnico Especialista en Viticultura y Enología.

    En Vinícola del Carmen, Gregorio Martínez, hace los vinos que más le gustan, a los que imprime carácter propio

    A lo largo de su dilatada carrera ha ejercido la profesión fundamentalmente en bodegas de Castilla-La Mancha. Su primera vendimia la hizo en Villarrobledo, en Bodegas JR Lozano. Desde allí se trasladó a la Enológica de Rueda, donde ejerció durante dos vendimias. De vuelta a Castilla-La Mancha, de donde ya no saldría, comenzó a trabajar en Tarancón, primero con Francisco Cantarero en UDEXMAN II y posteriormente con Virgilio Solís en el Grupo Solís Witnners. Durante el tiempo que estuvo en esa ciudad conquense Gregorio Martínez adquirió una gran experiencia y elaboró todo tipo de productos derivados de la vid: vinagres, licores de vino, sangría y zumos.

    Después de pasar un breve periodo de tiempo en Monte La Villa, bodega de Villa de Don Fadrique, volvió a fichar por JR Lozano, esta vez para trabajar en la empresa Concentrados de Uva, heredera del desaparecido grupo SAVIN. Allí estuvo durante 2005 y 2006. La penúltima escala laboral, antes de llegar a Vinícola del Carmen, donde trabaja actualmente, fue en Manzanares, donde ejerció como director técnico en Bodegas López Mercier.

    Después de su largo periplo por distintas bodegas, Gregorio Martínez buscaba encontrar la estabilidad y un trabajo en el que pudiera imprimir sello propio a sus elaborados. Eso lo encontró, afirma, en Campo de Criptana, en la cooperativa de Vinícola del Carmen, en la que lleva ejerciendo ininterrumpidamente como enólogo desde 2007 y en la que elabora vinos, vermú y mistela.

    Vinos del año

    En Vinícola del Carmen, Gregorio, hace los vinos que más le gustan, a los que imprime un carácter propio: blancos aromáticos y fáciles de beber y tintos jóvenes afrutados, fundamentalmente vinos del año, salvo una pequeña partida de 20 barricas destinadas a la crianza de un vino tinto del que comercializan unas 7.000 botellas al año.

    Gregorio Martínez trabajando en la bodega de Vinícola del Carmen

    Actualmente, la proporción de vino embotellado en Vinícola del Carmen es del 10%, unas 250.000 botellas, respecto a la elaboración total de la bodega, que moltura de media unos treinta millones de kilos al año. Recuerda que cuando él llegó en 2007 solo se embotellaba el 2% del vino elaborado. La cooperativa cuenta con 500 socios con 3.500 hectáreas de viñedo.

    Los actuales responsables de la cooperativa, empezando por su presidenta, Julia Mercedes Leal, han hecho una fuerte apuesta por la comercialización del vino embotellado, para lo que han creado recientemente una cooperativa de segundo grado “Winesmills”, con un nombre más adecuado para los mercados internacionales. En los últimos años están presentes en un gran número de ferias nacionales e internacionales, llegando en la actualidad a vender en países como Brasil y Suiza. Al mismo tiempo, están obteniendo importantes galardones en concursos de prestigio, como en los Baco, donde en su edición de 2022 obtuvieron el Gran Baco de Oro por su vino Albaicín Sauvingon Blanc-Verdejo.

    Vinícola del Carmen tiene una amplia gama de vinos varietales jóvenes: airén, sauvignon-blanc, verdejo, macabeo, chardonnay, riesling, tempranillo, syrah y cabernet. Como novedad apuntar que este pasado año han elaborado por primera vez vinos de la variedad francesa colombard, de la que se harán 5.000 botellas adscritas a la indicación Vino de la Tierra de Castilla. También elaboran y comercializan vinos jóvenes en los que conviven distintas variedades.

    Vermús y mistelas

    Una de las peculiaridades de la bodega criptanense es la elaboración de vermús y mistelas. Gregorio Martínez explica que es una tradición que se inició en los años 30 del siglo pasado, cuando llegaron a la población vinateros de Tarragona porque se quedaron sin viñedos por la epidemia de filoxera. A raíz de aquello, Criptana se convirtió en el embrión en la elaboración de este tipo de bebidas en Castilla-La Mancha. Del vermú hacen 20.000 litros al año.

    Vinícola del Carmen no para de invertir para modernizar sus instalaciones y mejorar sus vinos. En los últimos años se han gastado más de tres millones de euros, incluida una depuradora para los residuos que generan. Su amplia oferta de vinos incluye tres gamas: Albaicín (blancos) e Infanto (tintos) adscritos a la DO La Mancha, Gigantes (blancos y tinto) de la IGP Vinos de la Tierra de Castilla, Cardenio (Varietales), vermú Moriscote y mistela La Manchega.

    BLANCOS AROMÁTICOS Y JÓVENES AFRUTADOS

    CARMEN ROSADO SEMIDULCE GASIFICADO

    Variedad: Tempranillo. 10% VOL. Vino de la Tierra de Castilla

    Nota de cata: Presenta un color muy bonito, limpio, transparente, color frambuesa con bordes ligeramente morados, propios de vinos jóvenes. En nariz, se aprecian aromas primarios de frutos rojos, recuerdos a fresa y frambuesa. También aparece ese picor propio del carbónico disuelto que contribuye a su frescura. En boca la entrada es armoniosa, equilibrada, no tiene ninguna arista desagradable. En la retro nasal vuelven a aparecer otra vez esos aromas primarios a fresa, frambuesa, palote de fresa, en definitiva, es un vino de color muy vivo que cuando tomas un trago apetece tomar otro, siendo esta su mejor presentación posible.

    ALBAICÍN COUPAGE SAUVIGNON y VERDEJO

    Variedad: 60% Sauvignon Blanc 60%, Verdejo 40%. 11% VOL. DO La Mancha.

    Nota de cata: Atractivo, limpio, brillante, amarillo con reflejos verdosos. Se aprecia que hay poca evolución, muestra su juventud, el color de este vino es su DNI. La dualidad de las dos variedades genera un incremento de matices olfativos, atrayendo a su universo todos los caracteres frescos, herbáceos y de juventud de estas elaboraciones sin crianza. Gustativamente tiene estructura, equilibrio y valores añadidos por la multiplicación de las dos variedades, además de nervio para aportar frescura, acidez y finísimos toques amargos propios de estas variedades.

    D’GIGANTES AIRÉN

    Variedad: Airén 100%. 12% VOL. Vino de la Tierra de Castilla.

    Nota de cata: Atractivo, limpio, brillante, amarillo muy pálido con reflejos verdosos. Hay poca evolución, escasa oxidación, muestra su juventud, el color en los vinos es su DNI. Se aprecian aromas primarios entre los que destaca la manzana. Con notas de melocotón y cítricos. La intensidad aromática es buena, recuerda la uva fresca, si se agita la copa vuelven otra vez a aparecer esos aromas primarios y aromas de fermentación. En boca la sensación es dulce, suave, armonioso y equilibrado, con una ligera acidez que lo hace más fresco en el paladar. Sabor persistente. Por vía retro nasal se vuelven a apreciar los aromas a frutas y a uva fresca. Tiene una buena persistencia al final de ser bebido.

    INFANTO ECOLÓGICO 2022

    Variedad: tempranillo 100%. 13º VOL. DO La Mancha

    Una vez recibida la uva en bodega se enfría para inhibir la fermentación, mientras se hacen remontadas frecuentes para una mayor extracción de materia colorante, precursores aromáticos y solo los taninos dulces. Después se fermenta a temperatura controlada de 22-24º con remontadas suaves. El prensado se efectúa en prensa a baja presión y la fermentación maloláctica en depósitos de acero inoxidable.

    Nota de cata: Color rojo cereza con reflejos violáceos. Intensas notas de fruta (cereza y ciruela) sobre delicados aromas de violeta. Muy franco en boca, con recuerdo de frutos rojos silvestres. Recorrido fresco y afrutado. Sabroso, largo y elegante.

    ARTÍCULOS RELACIONADOS
    - Advertisment -

    ÚLTIMOS POSTS