jueves, julio 25, 2024
MÁS
    InicioBodegasJavier Cuadrado Ayuso, tercera generación de una bodega emblemática de Castilla-La Mancha

    Javier Cuadrado Ayuso, tercera generación de una bodega emblemática de Castilla-La Mancha

    Una conversación con su abuelo le hizo replantearse su vida laboral. Hasta ese momento Javier Cuadrado Ayuso (Madrid, 1985) tenía decidido enfocar su carrera profesional hacía algún campo relacionado con los estudios que había realizado. Es licenciado en Ciencias Químicas por la Universidad Complutense (2003-2008) y también tiene el Executive MBA de la IESE Business School de la Universidad de Navarra (2015).

    La bodega de Villarrobledo comercializa actualmente más de 30 referencias y sus ventas totales superan los diez millones de botellas al año

    Sin embargo, aquella trascendental conversación con Fermín Ayuso, fundador en 1947 de la emblemática firma castellano manchega Bodegas Ayuso de Villarrobledo, le llevó a iniciarse en el mundo del vino en la bodega familiar, uniendo al mismo tiempo a su curriculum el Máster en Viticultura y Enología realizado en 2009 en la Universidad Politécnica de Madrid.

    Desde su incorporación a la bodega en 2008, con un breve paréntesis en 2018, Javier Cuadrado Ayuso, miembro de la tercera generación, ha realizado diversas tareas en la empresa familiar. Al principio y durante los cuatro primeros años junto al enólogo de la bodega, se fue involucrando en la toma de decisiones y optimización operativa. En 2011 comenzó su contacto directo con los vinos, participando de forma más activa en la elaboración, definición del perfil, diseño de ensamblajes y seguimiento del envejecimiento en barrica. A partir de 2012 y hasta 2017, año en que finalizaron las obras, simultaneó su trabajo de enólogo con el proyecto de creación de una nueva bodega.

    El trabajo durante esos años fue tan intenso, comenta Javier Cuadrado, que en 2018 decidió darse un respiro en la empresa familiar, que había llegado el momento de tener una experiencia laboral en el campo que había estudiado. Estuvo en la multinacional Krones durante un año aproximadamente, en el que según señala, adquirió valiosos conocimientos para aplicar a su vuelta a casa.

    Javier Cuadrado Ayuso llegó a la dirección general de la bodega familiar en 2019

    Regresó a la bodega en 2019 como director general. En su cargo actual, Javier Cuadrado se dedica a fijar las directrices de negocio, lo que le aleja de la operativa diaria pero siempre dejando un hueco para hacer el seguimiento de la elaboración y estar muy presente durante la época de vendimia.

    Buque insignia

    El buque insignia de los vinos de Bodegas Ayuso ha sido y sigue siendo la marca Estola. Las nuevas tendencias del consumo que van hacía una menor presencia de la madera y una mayor carga frutal en los vinos han sido también asumidas por la empresa que dirige Javier Cuadrado, que sitúa la fecha de ese cambio de tendencia en 2010. Aunque el Estola Reserva sigue siendo uno de los vinos top, desde hace algunos años está pisando fuerte el Estola Selección.

    El director general de la bodega afirma que “a partir de 2019 hicimos una gran apuesta por vinos más modernos como el Estola Selección Tempranillo, que sale a los dos años de su elaboración después de haber pasado ocho meses en barrica que conserva intacta la fruta y con la madera justa”.

    Además de esta incorporación, la bodega ha seguido ampliando el abanico de blancos y rosados y también, destaca Javier Cuadrado, se ha lanzado el vino Azares petit verdot-syrah, elaborado con uvas procedentes de viñedos propios que sale al mercado de 14 a 16 meses después de ser vendimiada la uva y con ocho a diez meses de barrica. En este vino “buscamos aprovechar los matices varietales con la complejidad que le aporta la madera que pule los taninos más agresivos”.

    La elaboración de estos nuevos vinos es compatible con la comercialización de sus tradicionales reservas y grandes reservas, que también se están sometiendo a un proceso de adaptación a los nuevos gustos del consumidor, con una mejora en la gestión de los ensamblajes, del tiempo de permanencia en barrica y en botella y renovando el parque de barricas.

    Producción diversificada

    Bodegas Ayuso comercializa en la actualidad más de 30 referencias. La producción en la actualidad está muy diversificada. A la ya mencionada gama Estola (Gran Reserva, Reserva, Crianza, Verdejo, Selección, Roble y recientemente Rosado) hay que añadir Castillo de Benízar (monovarietales de tempranillo, cabernet sauvignon y macabeo), Benizar (coupage semidulce de las variedades moscatel de grano menudo y macabeo), Azares (petit verdot/syrah y chardonnay), Abadía del Roble (blanco, tinto y rosado, todos ensamblados con distintas variedades), Tres Carabelas (vinos jóvenes), y OMNI (vinos ecológicos de tempranillo y macabeo), así como varias referencias de Vinos de Mesa.

    Bodegas Ayuso también comercializa desde 2022 un vino de la DO Rioja, “Excelsis 2019”, elaborado en una bodega de la zona. Javier Cuadrado no descarta elaborar en otras comarcas vitivinícolas de España, posiblemente en el noroeste para hacer vinos de godello y albariño e incluir algún blanco más de la zona de Villarrobledo. La bodega comercializa una media de diez millones de botellas al año y cuenta con 250 hectáreas de viñedos propios, además de controlar otro gran número de viñedos de proveedores habituales.

    CATA DE VINOS ESTOLA 3.0

    ESTOLA VERDEJO 2023

    Vino elaborado con uva procedente mayoritariamente de nuestros viñedos. Control de maduración desde el envero, hasta su momento óptimo de recogida, que se realiza en las horas más frescas de la noche, para conseguir elaborar un vino con gran expresividad aromática. Elaborado en tanque de acero inoxidable a baja temperatura y una delicada selección de levadura para potenciar el carácter varietal y el potencial aromático de la uva.

    Nota de cata: amarillo pálido con reflejos verdosos, brillantes y limpios. En nariz, presenta aromas a fruta blanca, plátano, pera y ligeros matices tropicales, cítricos que le aportan frescura y florales de intensidad media alta. Entrada con volumen. Acidez presente y equilibrada, vino con mucho peso en boca, por retronasal destacan toques de fruta y florales. Marcado carácter varietal y final ligeramente amargo típico de la variedad. Persistencia media alta.

    ESTOLA RESERVA 2019

    Coupage elaborado con las variedades tempranillo y cabernet sauvignon. Uva seleccionada de las mejores parcelas tanto propias como de nuestros mejores proveedores. Elaborado en depósito de acero inoxidable, con control automatizado de temperatura. Tras la fermentación alcohólica y maloláctica, da paso a la crianza en barrica, barrica seleccionada de roble francés y americano. Paso por barrica durante un mínimo de 24 meses, hasta 36 meses, donde se realizan catas periódicas para obtener un producto único y con carácter.

    Nota de cata: tono granate con ribete de amplitud media y tonos ligeramente anaranjados propios de la crianza en barrica. Capa media alta. En nariz, aparecen aromas primarios a fruta roja aromas tipo cereza picota, aromas típicos de la crianza en barrica, donde destaca vainilla bien integrada, chocolate, especiados, tabaquiles y con matices de fruta tropical tipo coco. Intensidad aromática media amplia y complejidad en nariz. En boca, vino con volumen, buena estructura redondo y con un tanino carnoso amable. Por retronasal aparecen notas de regaliz, fruta más madura y vainillas, los aromas terciarios toman protagonismo. Vino equilibrado y con estructura. Paso por boca amable, con persistencia que invita a seguir bebiendo.

    AZARES TINTO

    Coupage de las variedades petit verdot y syrah con uva procedente de nuestra finca que da nombre a este vino. Fermentación en depósito de acero inoxidable con control de temperatura y levadura autóctona para conseguir un vino con un carácter único. Tras la fermentación, paso por barrica en roble francés y americano, donde irá puliendo esos taninos más agresivos propios de la variedad, dando lugar a un tanino más agradable y amable, sin perder los matices varietales y el carácter que le imprime el terruño.

    Nota de cata: tono rubí con matices violáceos, alta capa y ribete compacto sin evolución. En nariz, a copa parada, llama la atención la fruta roja y negra muy marcada, con una madera bien integrada en segundo plano sin tapar la fruta. A copa movida, todos esos aromas se intensifican y aparecen otras notas muy singulares como son notas de laurel, especiadas, vainilla y tostados. En boca, vino con una entrada potente, con volumen y untuosidad, así como gran sensación de plenitud en boca. Conforme el vino evoluciona en boca, va descubriéndose un tanino marcado goloso y carnoso lo que le confiere complejidad y estructura. Por retronasal, aparece fruta madura y aromas terciarios propios de su paso por barrica.

    BENÍZAR SEMIDULCE

    Elaborado con moscatel y viura de proveedores seleccionados. Fermentación en tanque de acero inoxidable a baja temperatura para preservar aromas primarios y fermentativos y obtener este vino tan aromático.

    Nota de cata: en fase visual, presenta tonos amarillo pálido, reflejos verdosos, limpios y brillantes. En nariz, destaca el carácter varietal del moscatel. A copa parada, aparece fruta de hueso que nos recuerda a albaricoque y melocotón. Es a copa movida donde vemos la mayor expresión de este vino, mostrando aromas cítricos que recuerdan a la piel de naranja y florales. En boca, nos encontramos ante un vino con un ataque inicial goloso muy agradable y con una acidez marcada y equilibrada acompañada de un carbónico endógeno que le aporta sensaciones de frescura, logrando un equilibrio perfecto. Sensación de untuosidad en su paso por boca y mucha fruta por retronasal. Alta persistencia y paso por boca largo y agradable

    ARTÍCULOS RELACIONADOS
    - Advertisment -

    ÚLTIMOS POSTS