lunes, mayo 20, 2024
MÁS
    InicioBodegasBodegas NOC inicio una nueva etapa con un profundo cambio de imagen

    Bodegas NOC inicio una nueva etapa con un profundo cambio de imagen

    Hace siete años después de tomar la presidencia de la bodega Tierras de Orgaz, el empresario Carlos Galdón la convirtió en Bodegas NOC con el firme convencimiento de hacer de ella un referente de innovación y atrevimiento enológicos basada en el potencial único de los Montes de Toledo. Ante él, una refundación. Para emprenderla, se rodeó de grandes profesionales, que en los 90 habían contribuido decisivamente en el redescubrimiento de nuevas zonas productoras en una España en la que solo se hablaba de Rioja.

    La bodega, enclavado en los Montes de Toledo, cuenta con 38 hectáreas de viñedo en Los Yébenes y 8 en Manzanaque, muy próximas a la bodega

    Ignacio Miguel como director, Elena Rincón y Jaime Notó —este último, ‘padre’ de Anna de Codorníu, un cava rompedor— como enólogos y Julián Palacios al frente de plantaciones en las que se introdujeron uvas tanto mejorantes como experimentales. Y claro está, la bodega se renovó, se amplió y se apostó con decisión por el enoturismo. Hoy, todos ellos pueden afirmar orgullosos que la revolución de NOC ha sido un éxito. Por ello, es momento de exhibirlo y comunicarlo en sus logos, en sus etiquetas y, en definitiva, en todas las ‘pieles’ que envuelven este proyecto.

    Este rebranding de Bodegas NOC, para Carlos Galdón, llega en el momento adecuado. «Hemos querido cambiar la imagen cuando se ha completado este cambio tan esencial. Nos parecía mucho más honesto hacerlo cuando llegáramos a puerto, y no en el momento del cambio de rumbo. Con esta nueva apariencia celebramos un éxito real. No es una declaración de intenciones, sino una afirmación: nos hemos convertido en una bodega singular por nuestra capacidad de abrir la mente, de probar cosas nuevas, de basarnos en la ciencia para mejorar la tradición. Lejos de requisitos y pliegos de condiciones, dejándonos llevar por el instinto y por la tecnología. 

    Portalón de entrada a Bodegas NOC

    Firma especializada

    Estudio Mucho, una firma especializada en branding, packaging y diseño gráfico con sede en Barcelona y varias delegaciones en otros puntos del mundo, ha sido la encargada de esta nueva ‘piel’ de la bodega y también de la denominación actual. El equipo, liderado por Pablo Juncadella, se inspiró en las primeras letras de los nombres de los fundadores —Carlos y su esposa, Noel— para concebir un nombre corto y sonoro, como NOC, en torno a una marca consistente.

    En el logo, se observa cómo esa unión de los creadores se materializa en el hecho de que la ‘o’ y la ‘c’ se entrelacen, para edificar una marca inspirada en la elegancia de la bodega, pero también en su robustez y en su profunda vinculación con la excelencia. Respecto al código de color, Juncadella ha querido reflejar «el ambicioso proyecto que sostiene esta bodega de una manera simple y constante. Los nuevos colores de las etiquetas, por ejemplo, se basan en dos categorías: tintos y blancos.

    Los primeros tonos recuerdan al color propio del vino, mientras que los blancos se recrean a través del uso de azules y verdes para darle más frescura a la gama. La finura de la tipografía quiere hacer referencia a la gran calidad de los vinos y la elegancia de la bodega», explica.

    Detalle de una de las dependencias de la bodega

    Viñedos propios

    Todos los vinos de Bodegas NOC están elaborados en los Montes de Toledo con uvas de viñedos propios. Actualmente, cuenta con 38 hectáreas en Los Yébenes (Toledo), a 25 kilómetros de la bodega, y 8 hectáreas en Manzaneque (Toledo), a solo tres de esta. En ellas se cultivan diferentes variedades de uva, entre las que se encuentran diferentes tintas (tempranillo, syrah, petit verdot, graciano, garnacha, cabernet sauvignon y zinfandel de manera experimental) y blancas, como son la chardonnay y la viognier. En un terruño habitualmente destinado a la producción de vinos a granel, el equipo de la bodega supo ver el potencial de este suelo muy singular, ya que, geológicamente, es uno de los más antiguos de la península.

    Con un claro predominio de cuarcitas y PHs muy bajos, que aportan mayor acidez, frescura y un punto salino al vino, se diferencian sensiblemente de otras fincas de La Mancha, con PHs muy altos por el exceso de sol y la alcalinidad del terreno. El clima también modela la idiosincrasia de Bodegas NOC: su viñedo se ubica a una altitud de entre 850 y 1.000 metros, en un clima continental, con fuertes contrastes térmicos y mucho más húmedo que el de las regiones vecinas.

    Condiciones naturales

    Clima, sueño y altitud, por ende, configuran una ubicación privilegiada donde se dan las condiciones idóneas para la elaboración de grandes vinos de los que hacen soñar y emocionarse. La vinculación al terreno también ha cristalizado en la producción de un AOVE ecológico de excepcional calidad y de su miel, totalmente natural.

    Las marcas de vino que la bodega tiene en el mercado son los tintos: Leyenda de NOC, NOC Tempranillo, NOC Coupage y Noqueado Tempranillo Ecológico; los blancos: NOC Chardonnay F.B., NOC Viognier y Petit NOC Chardonnay; el rosado NOC Syrah Rosé y los espumosos NOCO Brut Prestige y NOC Brut Rosé. La empresa comercializa también aceite y miel.

    ARTÍCULOS RELACIONADOS
    - Advertisment -

    ÚLTIMOS POSTS