miércoles, septiembre 28, 2022
MÁS
    InicioBodegasCastilla-La Mancha y la revolución del verdejo

    Castilla-La Mancha y la revolución del verdejo

    De este a oeste de la región, en grandes cooperativas y pequeñas bodegas, la variedad verdejo está demostrando potencial y sobre todo, un claro carácter varietal.

    La variedad verdejo ha tenido un crecimiento exponencial en el siglo XXI, pero sus viñas han enraizado en la zona de La Seca y Rueda (Valladolid) a lo largo de los 10 últimos siglos tras la reconquista y repoblación de esta comarca por cántabros, vascones y mozárabes, de manera que no se conoce su origen a ciencia cierta. Nada raro, pues con la reconquista, los distintos reyes fueron promocionando el asentamiento de pobladores que trabajasen la tierra y con ello, revitalizar las tierras conquistadas, para ello, se valían de las “carta puebla” con las que daban derechos (y obligaciones) de cultivo.

    La primera carta puebla que se conoce en Castilla-La Mancha es la de Socuéllamos, y allí se supone que los primeros pobladores plantaron airén, aunque realmente no se sabe pues por amigos historiadores, es una época muy oscura de la que apenas hay referencias de la región, imaginemos como para hablar de varietales de vid.

    Con esta introducción pretendo dejar claro que, las circunstancias entre ambos territorios fueron similares, como también lo es el clima y condiciones de suelo, pero no se nos debe olvidar que históricamente, “Castilla La Vieja y Castilla La Nueva” fueron territorios eminentemente cerealistas hasta bien pasada la primera mitad del siglo XIX.

    Con la llegada de la filoxera a Francia, comienza la revolución del vino en España y la especialización por variedades en los distintos territorios de nuestro país, ya sabemos la variedad blanca que ha reinado en Castilla-La Mancha hasta hace pocos años, la airén, sin embargo, la verdejo no tuvo el mismo recorrido en su territorio

    Abocada al abandono

    Viene al caso recordar una cena en la riojana ciudad de Haro con mi paisano y gran enólogo Basilio Izquierdo, en la que me contaba su recorrido profesional remontándose a los años 70 cuando, después de finalizar sus estudios de enología en Burdeos, entra como enólogo haciendo sus prácticas en la bodega de Marqués de Riscal en Rueda. En aquel momento e inicios del grupo riojano fuera de su territorio, importan la variedad sauvignon blanc, y con las primeras elaboraciones, “dignifican” la verdejo en el momento en el que muchos “viñeros” estaban abandonando su cultivo. Las primeras

    elaboraciones muestran un potencial varietal que pocos conocían, esto, unido al prestigio y potencial de mercado de la bodega riojana ayuda al reconocimiento de la variedad y se ponen los cimientos de la DO Rueda. Había nacido una estrella.

    Pasan más de 20 años y es ya a final de los 90 y principios del siglo XXI cuando la verdejo comienza a ser conocida y, sobre todo, valorada por el consumidor final. No ha llegado al prestigio y precio de la albariño, pero por el contrario, ha sido el blanco que ha proliferado en las barras y de ahí, a los lineales de supermercado. Hay que reconocer que nuestros vecinos hicieron un gran trabajo de promoción y también, llegaron en el momento oportuno, justo cuando despega el consumo de vinos blancos en nuestro país. Con este despegue, comienza la fiebre del verdejo.

    Castilla-La Mancha, con sus más de 460.000 hectáreas dedicadas al viñedo, ha ido adaptando el cultivo y variedades a la demanda nacional e internacional. Siempre he defendido que es la región con mayor riqueza varietal y de territorio vitivinícola del mundo, es la más extensa, y a pesar de las trabas legales en cada momento, ha innovado con la plantación de variedades venidas de otras latitudes siempre con el objetivo de mejorar su oferta, la calidad de los vinos ofrecidos y con ello elevar el precio medio del vino.

    Al igual que en los años 70 la bodega de Marqués de Riscal introdujo la variedad sauvignon blanc para complementar su oferta de vinos blancos, en Castilla-La Mancha han hecho lo propio con la incorporación de múltiples variedades, entre ellas, la demandada verdejo que de las 41 has. plantadas en el año 2000, ha pasado a más de 5.600 has. en 2019, lejos de las 18.000 de Castilla y León, pero con diferencia, la segunda región más importante en el cultivo de este tipo de uva.

    Con el paso de los años, he ido catando cada vez más (y mejores) verdejos de Castilla-La Mancha. En la selección hay 10 que considero son buenos representantes del trabajo de los enólogos castellanomanchegos y de la adaptación a nuestro terruño, pero sin duda hay más como pude constatar en la última edición del concurso “Gran Selección” de vinos de Castilla-La Mancha. Este año me tocó catar blancos y de los cerca de 50 de la jornada, podría asegurar que más de 20 cumplían a la perfección con el perfil aromático y gustativo de la verdejo. Quiero decir con esto, que las bodegas ya están a un gran nivel competitivo en calidad, demostrando lo que siempre defiendo, que, en nuestra región, si se quiere, se pueden hacer tan grandes vinos como en cualquier otra región productora.

    EL TIEMPO JUEGA A NUESTRO FAVOR.

    Para terminar el artículo, algo que más de uno se habrá preguntado. ¿Hay diferencias entre un verdejo de Castilla-La Mancha y uno de Castilla y León? No. A misma edad de viñedo, misma producción, calidad idéntica. Hoy no hay secretos en la enología. En la selección, vemos que desde el extremo más oriental al más occidental (desde Fuente-Álamo en Albacete a Otero en Toledo, pasando por el centro (Fuente de Pedro Naharro), podemos disfrutar de grandísimos verdejos y por suerte, a precios más que razonables y en muchos casos, a más precio que los de nuestros vecinos. El paso de los años está facilitando viñedos de más edad y, sobre todo, mayor experiencia en la elaboración, por lo que el tiempo juega a favor de nuestras bodegas.

    Enhorabuena a viticultores y enólogos, sirva este artículo para cantar las alabanzas del verdejo de Castilla-La Mancha.

    La selección:

    Fermentados – crianza en barrica:

    BISIESTO VERDEJO 2018 – D.O. Uclés

    Bodegas La Soledad, Sdad. Cooperativa. (Fuente de Pedro Naharro – Cuenca)

    Comentario de cata: Amarillo limón con reflejos oro, denso. La nariz nos deja por igual el carácter varietal y su paso por barrica, equilibrado con recuerdos herbáceos, cítricos (pomelo), melocotón maduro e hinojo. En boca es untuoso, denso, con buena acidez que va increscendo y potencia su paso por boca. En retrogusto vuelven los recuerdos sutiles de vainilla que se funden con un toque de crema y mousse de limón. También hay un final anisado que deja sensación balsámica

    www.bodegasoledad.com

    QUORUM LE BLANC 2017 – Vino de la tierra de Castilla

    Finca el Refugio (Socuéllamos – Ciudad Real)

    Comentario de cata: Amarillo limón con reflejos dorados, denso. En nariz encontramos toques minerales que acompañan al limón maduro, caramelo y vainilla. En boca es intenso, marcada acidez que lo hace chispeante, en retrogusto nos devuelve los aromas de nariz, el caramelo, cítricos maduros y anís. También, un recuerdo de pastelería a mousse de limón.

    www.fincaelrefugio.com

    FINCA CONSTANCIA VERDEJO PARCELA 52 2020 – Vino de la tierra de Castilla

    Finca Constancia (grupo González Byass) – (Otero – Toledo)

    Comentario de cata: Amarillo limón con reflejos oro. En nariz destaca el recuerdo de la madera (vainilla, caramelo, tostados) con la piña madura y plátano. En boca es más expresivo que en nariz, fresco, con buena acidez y persistencia. En retrogusto vuelve con más nitidez el recuerdo de la fruta, toques de mantequilla, caramelo y vainilla.

    www.fincaconstancia.es

    Verdejo Joven:

    SF VERDEJO ECOLÓGICO 2020 (D.O. Jumilla)

    Bodegas San Dionisio – (Fuente-Álamo – Albacete)

    Comentario de cata: Amarillo pajizo pálido con reflejos acerados. En nariz hay aromas florales, sutil toque de fruta blanca (pera y manzana), herbáceos y melocotón. Buen paso por boca, acidez media que da paso en retrogusto a un aroma marcado de caramelo de limón y anisados. Persistente.

    www.bodegassandionisio.com

    TORRE DE GAZATE VERDEJO 2020 – D.O. La Mancha

    Vinícola de Tomelloso, S.C.L. (Tomelloso – Ciudad Real)

    Comentario de cata: Amarillo limón pálido con reflejos verdosos. En nariz recuerdos herbáceos, de hinojo, melocotón y cítricos. En boca es untuoso, con buena acidez que acompaña a un sutil amargor que prolonga el recuerdo del vino en boca.

    www.vinicolatomelloso.com

    ESTOLA VERDEJO 2020 – D.O. La Mancha

    Bodegas Ayuso S.L. (Villarrobledo – Albacete)

    Comentario de cata: Amarillo pajizo con reflejos verdosos. En nariz herbáceos, cítricos (lima) y sutil anisado. Buen paso por boca, acidez justa y buena persistencia devolviendo el recuerdo cítrico y herbáceo.

    www.bodegasayuso.es

    CÓRCOVO VERDEJO 2020 – D.O. Valdepeñas

    Bodegas Juan Antonio Megía e Hijos (Valdepeñas – Ciudad Real)

    Comentario de Cata: Amarillo pajizo con reflejos verdosos. Buena intensidad y carácter varietal en nariz destacando recuerdos herbáceos, sutil cítrico y sobre todo fruta tropical. También algo anisado (hinojo) y melocotón. Buen paso por boca, acidez media que acompaña en retrogusto aportando persistencia. Vuelve el recuerdo cítrico (caramelo de limón) y herbáceos con un toque final de flores blancas.

    www.corcovo.com

    PUENTE DE RUS VERDEJO 2020 – D.O. La Mancha

    Coop. Ntra. Sra. de Rus – (San Clemente – Cuenca)

    Comentario de cata: Amarillo pajizo con reflejos verdosos. En nariz aromas de frutas dulces, pera y sutil melocotón. En boca buena acidez que se acompaña de una fina aguja. En retrogusto vuelven los recuerdos herbáceos con predominio del hinojo (anisados)

    www.puentederus.com

    VILLA LEDAÑA BLANCO 2020 – D.O. Manchuela

    Cooperativa Vinicola San Isidro De Ledaña – (Ledaña, Cuenca)

    Comentario de cata: Amarillo pajizo con reflejos dorados pálidos, denso. En nariz intensidad media, mezcla de flores blancas, sutil cítrico y mineral acompañado de toques balsámicos (sutil albahaca – mentolados). En boca es untuoso, graso, buen paso y acidez que va increscendo. Con un sutil toque salino. En retrogusto aparece algo de amargor que potencia el paso por boca.

    www.csanisidro.com

    PAGO PEÑUELAS VERDEJO 2020 – Vino de la tierra de Castilla

    Vinícola de Castilla (Manzanares, Ciudad Real)

    Amarillo pajizo con reflejos dorados, pálido. En nariz intensidad media con recuerdos cítricos y florales, sutiles herbáceos, anisados y algo de fruta de hueso (albaricoque y ciruela). Buen paso por boca con acidez media que va increscendo. En retrogusto se acompaña del recuerdo de caramelo de limón con un sutil toque meloso.

    www.vinicoladecastilla.com

    Artículo firmado por: Joaquín Parra, Wine Up!

    ARTÍCULOS RELACIONADOS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    - Advertisment -

    ÚLTIMOS POSTS