jueves, abril 18, 2024
MÁS
    InicioBodegasLa DOP Ribera del Júcar cumple 20 años

    La DOP Ribera del Júcar cumple 20 años

    En el entorno del río Júcar, el clima, la tierra y la labor paciente y constante de las gentes que la habitan han permitido obtener los mejores frutos, especialmente sus viñedos, de los que se obtienen vinos de la más alta calidad reconocidos en los mercados de exportación más exigentes.

    La Denominación de Origen Protegida Ribera del Júcar, nace en el año 2003 como consecuencia del esfuerzo conjunto de un grupo de cooperativas elaboradoras de vino y bodegas particulares ubicadas al sur de la provincia de Cuenca para colaborar activamente en la producción y comercialización de vinos de alta calidad. La idea que les guio fue diferenciarse de los productores de grandes volúmenes a precios bajos, de los vinos embotellados de nuestro entorno, que lastraban y lo siguen haciendo, el futuro de nuestros productos.

    La situación y el microclima de la zona aseguran unas condiciones excelentes para el cultivo de la vid

    En su momento, estas bodegas apostaron decididamente por este proyecto de futuro, haciendo un gran esfuerzo inversor en nuevas tecnologías para elaborar vinos de gran calidad, al igual que los viticultores, en el mantenimiento del conjunto productivo. Especialmente con la apuesta por las variedades autóctonas bobal y tempranillo. Después de 20 años, el esfuerzo inicial por conseguir un gran producto, se centra fundamentalmente en la comercialización.

    El guijarro se ha convertido en la seña de identidad de la Ribera del Júcar

    La Denominación de Origen Protegida Ribera del Júcar, cuenta con una extensión de seis mil ochocientas hectáreas, en las que las variedades fundamentales son la bobal con un 34% y la tempranillo con un 39%, situadas en los municipios conquenses de Casas de Benítez, Casas de Fernando Alonso, Casas de Guijarro, Casas de Haro, El Picazo, Pozoamargo y Sisante, con una extensión de 6.700 has. La DO está integrada por nueve bodegas: Bodegas Illana, La Magdalena Soc. Coop., Nuestra Señora de la Cabeza, Soc. Coop., Nuestro Padre Jesús Nazareno, Soc. Coop, San Ginés Soc Coop., Bodegas Las Calzadas, Bodegas La Rivera y Dominio de Punctum.

    Los viñedos se sitúan sobre una llanura, a 750 metros de altitud mecidos por vientos mediterráneos y bañados por el río Júcar. La tierra se caracteriza por suelo profundos terrenos arcilloso-calcáreos, cubiertos de cantos rodados, se asientan sobre una altiplanicie mesetaria. Esta incomparable situación y el especial microclima de la Ribera del Júcar aseguran unas condiciones excelentes para el cultivo de la vid.

    El guijarro se ha convertido en una seña de identidad de la DO Ribera del Júcar. Estos cantos rodados son herencia del antiguo paso del río Júcar por la zona y dan carácter a los vinos que se producen en la zona.

    En esta zona se lleva cultivando la vid desde hace siglos. Hay documentos que atestiguan que ya en 1613 monjes jesuitas y nobles dedicaban sus fértiles tierras al cultivo de la vid y se hablaba ya entonces de la gran calidad de las uvas de la zona.

    Los vinos de la DO Ribera del Júcar son fruto de una excelente combinación del uso de técnicas tradicionales con las últimas innovaciones tecnológicas.

    La Denominación de Origen Protegida “Ribera del Júcar”, no solo busca comercializar los vinos de calidad, también es un proyecto socio económico que persigue la fijación de la población, actualmente de unas 5.000 personas aproximadamente, con pueblos pequeños en los que el vino es la única industria la derivada del sector vitivinícola.

    Igualmente se busca el aumento de la rentabilidad de las explotaciones, creación de nuevos puestos de trabajo en la zona, desarrollando industrias alternativas como el turismo enológico.

    Variedades

    Tintas: cencibel o tempranillo, cabernet sauvignon, merlot, syrah, bobal, petit verdot, cabernet franc, garnacha tinta, garnacha tintorera y monastrell.

    Blancas: moscatel de grano menudo, sauvignon blanc, airén, macabeo, verdejo, pardillo o marisancho y chardonnay.

    Vinos

    Los vinos tintos se caracterizan por ser poco astringentes, elegantes, brillantes, suaves y a la vez profundos, con un perfecto equilibrio de acidez y tanicidad y con un color púrpura que ya es característico de la región. Con respecto a los vinos blancos se mantiene el equilibrio de acidez dando a éstos unas características de armonía.

    Cata de seis grandes vinos de la Ribera del Júcar

    El Santillo 2021. Bodegas Las Calzadas. DO Ribera del Júcar

    Variedades principales: bobal, cencibel y pardilla (blanca) y cepas sueltas de monastrell, pintaillo, cojón de gallo y coloraillo. 14% Vol.

    Gran vino de guarda, es posible consumirlo desde el primer año hasta los próximos 10-12 por su gran acidez. Color rojo cereza, ligero y fresco intensidad aromática alta, fruta fresca, cítricos, lácticos y fruta negra. Taninos amables, redondos y acidez alta con retrogustos minerales recordándonos al viñedo en origen. Puede contener precipitados en la parte final de la botella, fruto de su no clarificación ni estabilizado. Ideal para guisos intensos, barbacoas y carnes rojas, quesos y pescados. Temperatura óptima de consumo 18ºC. Siempre en buena compañía.

    Bobal 60´s. Vega Moragona. DO Ribera del Júcar

    Variedad: bobal. 14% Vol.

    Color rojo picota, de capa alta, brillante y límpido. En nariz afloran aromas limpios y nítidos, mezclados con notas de hierbas aromáticas, notas balsámicas que lo envuelven y lo mantienen fresco. La entrada en boca es plena y carnosa. Se puede apreciar la finura del tanino, redondeado y moldeado de manera muy elegante. Su paso por boca es largo y persistente. Temperatura de servicio: 16-18º.

    OAK. Casa Gualda. DO Ribera del Júcar

    Variedad: tempranillo. 13% Vol.

    Limpio y brillante con capa alta, color cereza con destellos violáceos. En nariz aparece fruta roja madura, golosa, con delicados toques a especias y vainillas, con sutiles recuerdos a madera ligeramente ahumada. En boca es carnoso, con estructura, pulido y elegante de postgusto largo. Criado seis meses en barrica.

    Las Eras 2020. San Ginés Soc. Coop. DO Ribera del Júcar

    Variedad: bobal.13,5% Vol.

    Color rojo picota, brillante y limpio. En fase olfativa intensidad media-alta, presencia de fruta roja y negra como fresas, frambuesas. En boca potente y franco, anticipa mucha fruta en el paso por boca, taninos presentes y bien redondeados. Post gusto largo y agradable.

    Casa de Illana 2016. Bodegas Illana. DO Ribera del Júcar

    Variedad: bobal. 15% Vol.

    De color cereza, brillante y de capa media. En nariz destaca por aromas de tostados, hierbas de monte y fruta roja. Presenta buena acidez en boca, es especiado, con notas de taninos maduros y redondos. Maridaje: Perfecto para carnes, patés, quesos, tapas, guisos. Temperatura recomendada de servicio: 16-18ºC.

    Teatinos Claros de cuba. Purísima Concepción Soc. Coop. DO Ribera del Júcar

    Variedad: bobal. 14% Vol.

    Vino tinto reserva de color rojo rubí con reflejos rojos y de capa alta. A la nariz se muestra con un bonito balance entre fruta y madera, destacando notas de yogurt de frambuesa, junto con unas bonitas notas de caramelo inglés. Posteriormente afloran matices más especiados entre los que destacan el clavo y las notas de pimienta blanca. En boca es intenso a la entrada, volviendo el recuerdo a ese caramelo inglés, de recorrido largo, muestra una gran redondez, sobresaliendo taninos dulces procedentes de la madera y del propio vino que generan una gran elegancia y suavidad final.

    ARTÍCULOS RELACIONADOS
    - Advertisment -

    ÚLTIMOS POSTS