jueves, mayo 30, 2024
MÁS
    InicioGastronomíaLa gastronomía castellanomanchega consigue 5 nuevos Soles Repsol

    La gastronomía castellanomanchega consigue 5 nuevos Soles Repsol

    La gala de entrega de los Soles de la Guía Repsol se ha celebrado esta noche en la ciudad de Alicante recibiendo y premiando a la mejor gastronomía de nuestro país. Este año, se ha conocido que podremos disfrutar de la cocina de dos nuevos restaurantes con tres Soles Repsol, uno de ellos, situado en la provincia de Albacete, en Almansa, el restaurante Maralba del chef Fran Martínez. Situado también en la comunidad, esta vez en la provincia de Guadalajara, en Sigüenza, el chef Samuel Moreno ve reconocida su labor sostenible en su restaurante con el Sol Sostenible Repsol.

    El restaurante Maralba consigue su tercer Sol, Oba obtienes dos y Casas Colgadas, Coto de Quevedo y Essentia uno. Molino de Alcuneza reciba el Sol Sostenible Repsol

    Castilla-La Mancha destaca especialmente en esta jornada gracias a los reconocimientos que han recibido los restaurantes embajadores de la marca Raíz Culinaria, la marca creada por la Junta de Comunidades que impulsa la gastronomía castellanomanchega. Con estas nuevas incorporaciones, la región suma un total de 26 establecimientos hosteleros galardonados: dos con Tres Soles, tres con Dos Soles y 21 con Un Sol

    Los jóvenes Juan Sahuquillo y Javier Sanz unen a su reciente estrella Michelin los dos Soles de Repsol

    Los nuevos restaurantes que desde el pasado lunes cuentan con Sol Repsol en Castilla-La Mancha son Casas Colgadas del chef Jesús Segura en la ciudad de Cuenca, El Coto de Quevedo del chef José Antonio de Medina en Torre Juan de Abad (Ciudad Real) y Essentia del chef Toño Navarro en Tarancón (Cuenca).

    José Antonio Medina también se incorpora a los Soles de Repsol después de haber conseguido la estrella Michelin

    El restaurante OBA en Casas Ibáñez (Albacete) de los jóvenes Juan Sahuquillo y Javier Sanz, recibe dos Soles Repsol.

    Tres Soles Repsol

    La cocina del chef Fran Martínez, se ha visto reconocida con la obtención de su tercer Sol Repsol, un premio que se concede a quienes reflejan, a través de su cocina, una profundidad de conocimiento y técnica y un constante afán de superación, un trabajo diario con los productores en la definición de materias primas, una bodega excepcional y una sala siempre alerta, todos ellos como elementos de un perfecto engranaje del que el comensal es protagonista.

    Jesús Segura del restaurante Casas Colgadas de Cuenca

    En el restaurante, Fran junto a su mujer, Cristina Díaz premio nacional de gastronomía a mejor sumiller y su equipo saben poner en valor la gastronomía regional y sus productos, aportando a las elaboraciones esos toques de modernidad que las hacen diferentes.

    En Maralba está la raíz manchega que siempre se encontrará en productos como el pimiento seco, el azafrán… y muchos otros productos de la Mancha, pero también están los productos del Mediterráneo que dan esa frescura en la cocina.

    La Guía Repsol mantiene un sistema de calificación basado en parámetros como la experiencia integral del cliente, el uso de productos de proximidad, la capacidad técnica del equipo de sala o la coherencia de los proyectos, reflejada tanto en cocina como en la puesta en escena y bodega.

    Toño Navarro, chef del restaurante Essentia de Tarancón

    Sol Sostenible Repsol

    El pasado 13 de febrero, se dieron a conocer los ganadores de este premio, cuatro restaurantes que con sus propuestas gastronómicas apuestan por la sostenibilidad centrada en la lucha con el cambio climático y el uso responsable del producto. Entre estos restaurantes seleccionados como los más sostenibles según la Guía Repsol, se encuentra Molino de Alcuneza del chef embajador de Raíz Culinaria Samuel Moreno.

    ‘Molino de Alcuneza’ en Sigüenza (Guadalajara) Ha sido reconocido en esta categoría por su trabajo sostenible que abarca desde una plantación trufera y de pistachos para compensar la huella de carbono generada en su restaurante, la recuperación de diferentes trigos locales y su compromiso con la repoblación. Destaca además su trabajo con el pan, trabajando con trigos ecológicos de Despelta.

    Los hermanos Blanca y Manuel Moreno decidieron “meterse en harina” asociándose con gente que compartiera sus ideales. Ejemplo de esa filosofía son los siete panes de siete trigos distintos en su menú degustación y su recetario: ravioli de perdiz estofada a la toledana con cremoso de zanahorias y trufa, sopa de ajonegro manchego… En relación al territorio, los hermanos Moreno se sienten prácticamente “guardianes” de él, y consideran que con su trabajo ayudan a “conservar el tejido empresarial” de una zona despoblada como es la Serranía de Guadalajara.

    ARTÍCULOS RELACIONADOS
    - Advertisment -

    ÚLTIMOS POSTS