viernes, junio 14, 2024
MÁS
    InicioBodegasViñedos Monumentales incorpora los vinos De la Mata & Calleja a su...

    Viñedos Monumentales incorpora los vinos De la Mata & Calleja a su gama de productos

    A las marcas que supusieron el debut de Alberto Calleja Viticultor en el panorama vitivinícola de Castilla-La Mancha en 2022, “Chacón” y “Montehigueras” se unen ahora otros dos nuevos vinos bajo el paraguas que los acoge a todos: Viñedos Monumentales, la idea que puso en marcha el joven enólogo en las tierras toledanas de Corral de Almaguer. Ahora, junto a su socio y amigo Juan Manuel de la Mata, viejo conocido de los tiempos que compartieron los dos en la bodega Quinta de Aves, han lanzado al mercado dos nuevas referencias bajo las etiquetas de “De la Mata & Calleja”: un blanco airén 2023 y un ensamblaje de las variedades tintas garnacha tintorera (40%), cencibel (40%) y syrah (20%).

    Un airén de cepas viejas y un ensamblaje de variedades tintas del Campo de Calatrava

    De esta primera añada se han hecho cuatro mil botellas de cada vino a un precio de 10,50 euros la unidad. La comercialización se centra fundamentalmente en el canal Horeca, tiendas especializadas y restauración media-alta. Con este nuevo proyecto, pretenden iniciarse en el comercio exterior. Los dos primeros vinos que puso a la venta Alberto Calleja Viticultor con la insignia Viñedos Monumentales fueron un Vino de Parcela (Chacón) y un Vino de Paraje (Montehigueras) con una producción muy limitada. Del primero se pueden obtener un máximo de entre 5.000 y 6.000 botellas y el segundo, que engloba varias parcelas, puede llegar a 20.000 unidades.

    Juan Manuel de la Marta y Alberto Calleja brinda por el futuro de su nueva empresa vitivinícola

    Hasta ahora, estas cifras no daban para iniciar la aventura exportadora. Sin embargo, con los nuevos vinos, con producciones menos limitadas, Alberto Calleja y Juan Manuel de la Mata podrán comenzar a exportar. De momento, aseguran que, a través de las redes sociales, algunos distribuidores de Centroeuropa ya se han puesto en contacto con ellos para solicitarles muestras.

    Viñedos viejos de secano

    El vino blanco DLMC Airén 2023 procede de viñedos viejos de secano que son vendimiados manualmente y están situados en páramos y laderas calizas de Corral de Almaguer. La elaboración comienza con la maceración de los hollejos a baja temperatura de la uva despalillada y estrujada para maximizar la extracción de aromas con posterior estabulación a baja temperatura de los mostos en acero inoxidable durante 5 días a 4ºC para conseguir una mayor textura. Después se hace un descargado estático y se fermenta a temperatura controlada. Finalmente se somete a un proceso de crianza sobre lías durante 6 meses.

    El vino tinto DLMC Campo de Calatrava es un ensamblaje de garnacha, cencibel y syrah de uvas procedentes de parcelas situadas en Pozuelo de Calatrava, en pleno Campo de Calatrava ciudadrealeño, zona que hace muy poco ha obtenido su propia denominación de origen, DOP Vinos del Campo de Calatrava, una zona diferenciada por la elaboración de vinos a los que se les ha asignado el calificativo de volcánicos por las características edafológicas del terreno que las acoge, plagado de volcanes inactivos. La última erupción tuvo lugar hace 6.000 años. Como esta nueva denominación de origen fue aprobada en febrero de este año, esta primera añada no podrá llevar ese sello, comercializándose como Vino de la Tierra de Castilla. La próxima añada ya será con la DO Vinos Campo de Calatrava.

    Vendimia nocturna

    La vendimia de estas uvas es nocturna y mecanizada, con paso por mesa de selección de granos a su llegada a la bodega. La elaboración de se realiza íntegramente en tinos de roble francés de 6.000 litros.

    Estos vinos junto a sus hermanos mayores cumplen a rajatabla los requisitos de elaboración autoimpuestos por Alberto Calleja y Juan Manuel de la Mata: proceden de viñedo viejo de secano en vaso; se practica una viticultura tradicional arraigada en la zona; se utilizan variedades o clones locales; hay un arraigo y tradición característica de la zona a la viticultura y enología; y por último, se da una composición edáfica de los suelos singular y con influencia directa sobre la calidad y tipicidad de los vinos.

    Alberto Calleja señala que los nuevos vinos blanco y tinto proceden de viñedos de agricultores de confianza de cada zona y que son ellos, los que controlan todo el proceso productivo siguiendo desde el principio el desarrollo del fruto. Para contar con lo mejor pagan un sobreprecio. “Porque creemos que su calidad lo merece y al mismo tiempo le damos su justo valor a la viticultura que se practica en cada zona”. En este sentido, señalan que Viñedos Monumentales no se cierra a seguir buscando, tanto en España como fuera de nuestro país, otras zonas privilegiadas para seguir haciendo nuevos vinos de calidad.

    NOTA DE CATA

    DCLM AIRÉN 2023.

    Airén 100%. 12,5% vol. Vino de la Tierra de Castilla

    Tonalidad amarilla pajiza pálida de reflejos verdosos, limpios y brillantes, En nariz ofrece notas intensa y frescas de frutas, flores blancas, hierbas de infusión, fruta de hueso y cítricos. En boca se muestra como un vino fresco, pero de gran volumen, aterciopelado, cremoso y sabroso, debido a una acidez muy bien equilibrada. Sápido, de retrogusto largo y envuelto por notas que recuerdan a su contacto con las lías finas.

    DLMC CAMPO DE CALATRAVA.

    Garnacha tintorera, cencibel y syrah.14% vol. Vino de la Tierra de Castilla

    Tonalidad rubí muy intensa, limpia, brillante y de capa muy profunda. En nariz se distinguen notas frescas que combinan frutas del bosque negras y rojas sobre un fondo de notas de cacao y especias procedentes del tino de madera. En boca es carnoso y fresco, con un paso muy goloso. Ato peso de fruta con persistencia larga y equilibrada.

    ARTÍCULOS RELACIONADOS
    - Advertisment -

    ÚLTIMOS POSTS