jueves, abril 18, 2024
MÁS
    InicioOpiniónVino del año

    Vino del año

    Cada Navidad escucho la misma conversación entre compañeros. Los clientes solicitan el vino joven ya en diciembre, y esto me lleva a pensar lo que les comento a continuación.

    Cada vez se adelanta más las vendimias y los métodos de elaboración son cada vez más precisos y efectivos, por lo que a veces tenemos vino de la última cosecha embotellado y listo para vender en noviembre, seguro en diciembre. Esto paradójicamente, en zona productora, produce que los mismos socios de bodegas te pidan la última cosecha, a veces incluso antes de que sus propios comerciales te la ofrezcan.

    Los vinos jóvenes son, grosso modo, aquellos que se vendimiaron hasta dos cosechas atrás

    Hay que tener en cuenta que en muchos establecimientos aún quedan muchas botellas de la añada anterior por lo que es, al menos curioso, que los mismos que deberían hacer algo para terminar la cosecha anterior suelen ser los primeros en darla de lado, sin mucho criterio creo yo, porque la gran mayoría de vinos jóvenes recién embotellados agradecen más tiempo en botella.

    Así, suelen estar mejor los que están a la venta, sobre, si están bien cuidados, que eso es otro tema a tratar. Personalmente me he declarado varias veces en desacuerdo con las presentaciones prematuras de vinos recién embotellados, sobre todo para el público general que no tiene porqué ser un especialista consumado y que si cata un vino aún sin terminar puede obtener una visión equivocada de la calidad del producto, desde mi punto de vista. Esto hace que la percepción que quieren dar los que presentan ese fruto del campo y su esfuerzo con la mejor voluntad, se enturbie con un producto que no dice lo que puede expresar, con un poco más de tiempo.

    Beaujolais

    Quizá, el beaujolais nuevo sea conocido por arribar el tercer jueves de noviembre, pero es preferible ser conocido por estar rico, resultar agradable al paladar y trascender como cualquier alimento delicioso, por estar en su punto y bien servido.

    El concepto de la juventud del vino es muy relativo por su propia subjetividad. Cada etiqueta es un mundo. Otra cosa es la burocracia que estandariza bajo criterios técnicos que un vino, especialmente en las denominaciones de origen, cumpla unos parámetros de elaboración para poder denominarse joven, crianza, reserva, gran reserva o lo que estime el consejo regulador.

    En el caso que nos ocupa hoy, los vinos jóvenes, grosso modo, son aquellos que se vendimiaron hasta dos cosechas atrás, y generalmente no han tenido maduraciones largas en medios oxidativos como toneles o barricas. Así podemos entender que un vino de la cosecha 2022 aún se pueda denominar joven. Hay zonas y productores que apuestan por madurar los vinos en depósitos, incluso en botella años antes de salir al mercado, sin paso alguno por maderas o solo fermentación en fudres de miles de litros, que apenas aportan matices de la madera. La juventud de nuevo es relativa.

    Disfrute del comensal

    Como camarero pretendo el disfrute del comensal, y comprendo al que goza con un vino fresco y joven tanto como al que encuentra el gusto a un vino tradicional, madurado en depósito y o botella que tenga más de dos años a cuestas. Es algo habitual y delicioso. Sólo es cuestión de abrir la mente y dejarse llevar por el camarero, suele funcionar, sólo se trata de tener actitud disfrutona.

    Adán Israel

    Presidente de la Asociación de Sumilleres Manchegos (ASUMAN)

    ARTÍCULOS RELACIONADOS
    - Advertisment -

    ÚLTIMOS POSTS