miércoles, septiembre 28, 2022
MÁS
    InicioCatasLa crítica internacional descubre los grandes tintos de Castilla-La Mancha

    La crítica internacional descubre los grandes tintos de Castilla-La Mancha

    Joaquín Parra. Wine Up!

    Se está escribiendo un nuevo prólogo para los vinos de Castilla-La Mancha. Esta afirmación no es un oxímoron, es una realidad gracias a algunos viticultores, cada vez más bodegueros y, sobre todo, enólogos que han sido conscientes y han trabajado por dar una identidad a los vinos de la región, hasta hace poco desconocida o inexistente. Este perfil se está fijando en la memoria y paladar de los prescriptores internacionales gracias a la recuperación de variedades autóctonas como la tinto Velasco, o brujidera, y la elaboración de grandes vinos con variedades como la airén, bobal o garnacha tintorera entre otras muchas, además, de otros grandes vinos elaborados con variedades internacionales como veremos en este artículo.

    Lo que más está llamando la atención a la crítica, son elaboraciones que huyen de la homogeneización que puede llegar a aportar la madera, o un uso razonable de ésta para no tapar la fruta y carácter varietal, aunque gran parte del éxito de estos nuevos-viejos vinos es la recuperación de grandes y viejas tinajas de barro o depósitos de hormigón, hace no más de 20 años denostados.

    Prescriptores y periodistas

    Por esto, cada vez sorprende menos ver referenciados grandes vinos de Castilla-La Mancha en medios nacionales e internacionales, desde hace tiempo, muchos prescriptores y periodistas se han quitado la venda, el velo que les impedía ver la realidad de lo que muchos enólogos llevan haciendo en la tierra del quijote desde hace tiempo. Desde Jancis Robinson pasando por Tim Atkin o Robert Parker han hablado y alabado bodegas, vinos y enólogos de esta región en el último lustro.

    El viñedo de Castilla-La Mancha ha salido del letargo y de la falta de consideración que se le tenía para convertir los vinos que salen de él en toda una agradable sorpresa para críticos de gran nivel y público en general

    JANCIN ROBINSON, TIM ATKIN Y ROBERT PARKER ALABAN LA NUEVA REALIDAD MANCHEGA

    Siempre sale a relucir que Castilla-La Mancha es la mayor región productora, el mayor viñedo del mundo, algunos de forma despectiva, como si lo poco fuera excelente sin darse cuenta de que, en las más de 460.000 hectáreas de viñedo plantadas, encontramos la mayor diversidad de viñedo, tipos de suelo, variedades y altitud, todo en grandes extensiones. Siempre he defendido que donde hay mucho, es más fácil encontrar la excelencia.

    De norte a sur

    De norte a sur, de latitud 41 (Cogolludo – Finca Río Negro) a la 38,5 de Castellar de Santiago con una distancia de 341 km. De este a oeste, de Fuente-Álamo (Bodega San Dionisio) a Retuerta del Bullaque (Pago de Vallegarcía) 330 km. Y multitud de climas pasando desde el semi-árido a montaña, de menos de 500mts a más de 1100 mts sobre el nivel del mar.

    La falta de imagen no es problema de calidad, tal vez, es más de dispersión de importantes bodegas impidiendo ver zonas de producción destacadas sobre el resto. Esto, bien comunicado lleva a demostrar la versatilidad de nuestros viñedos, elaborando grandes vinos en cualquier punto de la región como hemos podido comprobar en las dos catas celebradas con los mejores vinos tintos de Castilla-La Mancha.

    He seleccionado 15 vinos, pero podrían haber sido muchos más, pues contamos con grandes valores que podrían ampliar la muestra significativamente. Una calidad que se extiende por toda la geografía regional y que refleja, al mismo tiempo, la decidida apuesta por muchos enólogos de llegar a la excelencia.

    La selección de Joaquín Parra

    Joaquín Parra es director de Wine Consulting Up!, una de las pocas empresas de España especializadas en el sector de marketing y comercialización del vino. Profesor de cata, crítico de vinos y creador del curso “Gestión y comercialización del vino español” es también autor de la Guía Wine Up!, de los mejores vinos y destilados de España, la única del mundo que analiza las muestras a ciegas bajo el criterio de un solo catador.

    VERUM LAS TINADAS CENCIBEL 2016

    94,69 puntos en Guía Wine Up!

    Bodegas y Viñedos VERUM

    Tomelloso (Ciudad Real)

    Vino de la Tierra de Castilla

    Variedad: Cencibel (Tempranillo) ecológico de viñas plantadas en 1956

    Crianza: 11 meses en tinajas centenarias de 4500 litros.

    PVPR: 26€

    Un tempranillo que guarda la esencia de la fruta, sin artificios ni aromas de barrica, pura fruta con una acidez que te envuelve. El enólogo Elías López Montero maneja las tinajas como pocos en el mundo. En viticultura, proviene de una familia dedicada a la vid y el vino desde 1788. En 2005 Asume el reto de elaborar grandes vinos en su tierra, La Mancha y hoy está reconocido por ello a nivel internacional. Ha recibido el premio Respected By Gaggenau 2021 en el área de vitivinicultura.

    EL LINZE TINTO VELASCO 2018

    94,46 puntos en Guía Wine Up!

    Selección Lucendo

    Valdepeñas (Ciudad Real)

    Vino de la Tierra de Castilla

    Variedad: Tinto Velasco 75% viñedo de 140 años, Syrah 25%

    Crianza: 9 meses en barricas de roble francés

    PVPR: 16€

    Hablar de la enología en Castilla-la Mancha es hacerlo de la familia Lucendo. Llevar tanto camino recorrido en el sector del vino tiene muchas ventajas. Han sabido identificar viñedos viejos y apostar por variedades que para la mayoría eran desconocidas como la Tinto Velasco. Por supuesto, la parte técnica también la dominan para conseguir vinos redondos, vinos sobresalientes que hacen levantar las cejas a sumilleres como Andreas Larsson.

    LA PLAZUELA 2015

    94,38 puntos en Guía Wine Up!

    Bodegas Más Que Vinos

    Cabañas de Yepes (Toledo)

    Vino de la Tierra de Castilla

    Variedad: 80% Cencibel (Tempranillo) y 20% Garnacha. Edad del viñedo entre 60 y 80 años.

    Crianza: 15 meses en barricas nuevas de roble francés (80%) y americano (20%) mas 12 meses en tinajas de barro.

    PVPR: 36€

    Hablar de La Plazuela es hacerlo de uno de los vinos que abrieron brecha en la región. Atesora las más altas puntuaciones de prestigiosos críticos como Robert Parker, es decir, han marcado el camino a seguir para otros proyectos. Por supuesto, todo lo conseguido por este vino y bodega, es por méritos propios.

    ALTOS DE LA FINCA 2017

    94,08 puntos en Guía Wine Up!

    Bodega Finca Constancia

    Otero (Toledo)

    Vino de la Tierra de Castilla

    Variedad: Petit Verdot 60%, Syrah 40%

    Crianza: 14 meses en barricas de roble

    PVPR: 18€

    Entre los ríos Tajo y Alberche y con la sierra de Gredos en el horizonte, nace uno de los vinos más espectaculares de la región con un precio imbatible. Finca Constancia es un proyecto de González Byass, que después de más de 180 años de historia en el sector del vino, algo sabrá. Es toda una suerte que grandes grupos se implanten en la región para elaborar vinos de primer nivel. Su capacidad de distribución es necesaria para que los vinos de calidad de Castilla-La Mancha lleguen a cualquier rincón del planeta.

    DEHESA DEL CARRIZAL COLECCIÓN PRIVADA 2017

    94,00 puntos en Guía Wine Up!

    Bodega Dehesa del Carrizal

    Retuerta del Bullaque (Ciudad Real)

    D.O. Pago Dehesa del Carrizal

    Variedad: Cabernet Sauvignon 80%, Syrah 20%

    Crianza: 14 meses en barricas de roble

    PVPR: 28€

    Dehesa del Carrizal es otra de las bodegas históricas de la región. Viñedos viejos de variedades foráneas que fueron diseñados por uno de los mejores. En un entorno privilegiado, próximo al parque natural de Cabañeros, se une la mejor viticultura con un concepto de vinos internacionales bien definido.

    LA VIÑA ESCONDIDA 2017

    94,00 puntos en Guía Wine Up!

    Bodegas Canopy

    Camarena (Toledo)

    D.O. Méntrida

    Variedad: Garnacha de viñas centenarias

    Crianza: 18 meses en fudres de roble francés

    PVPR: 30€

    Canopy es otra de las grandes apuestas por la calidad de los vinos de Castilla-La Mancha. En una zona histórica de garnachas, seis ojos ven más que dos, es decir, tres enólogos: Alfonso Chacón, Belarmino Fernández y Lorena Díaz que ponen en común sus conocimientos y experiencia. Nada puede salir mal.

    FINCA RÍO NEGRO 5º AÑO 2016

    93,69 puntos en Guía Wine Up!

    Finca Río Negro

    Cogolludo (Guadalajara)

    Vino de la Tierra de Castilla

    Variedad: Tempranillo 70%, Cabernet Sauvignon 30%

    Crianza: 18 meses en barricas de roble americano y francés

    PVPR: 27€

    Otro de los viñedos de mayor altitud en Castilla-La Mancha, y en España. Juan Mariano Cabellos Doctor en químicas y enólogo asume el reto del proyecto desde su inicio, la elección de parcelas, variedades y por supuesto elaboración. Con este vino, 5º año, demuestra la capacidad del noble envejecimiento de los vinos, prometiendo una mejora constante en los próximos 8 años.

    MARQUÉS DE GRIÑÓN CABERNET SAUVIGNON 2019

    93,69 puntos en Guía Wine Up!

    Bodega Pagos de Familia Marqués de Griñón

    Malpica de Tajo (Toledo)

    D.O. Dominio de Valdepusa – vino de pago

    Variedad: Cabernet Sauvignon plantado en 1974

    Crianza: 15 meses en barricas de roble francés

    PVPR: 25€

    Hablar de Marqués de Griñón y de su cabernet Sauvignon es hacerlo de un visionario, de uno de los agrónomos más importantes del sector del vino en el último siglo. Está claro, que de la viña nace todo lo bueno que hay en el vino. Hay pocos cabernets en España que estén a este mismo nivel. Una suerte para Castilla-La Mancha que Don Carlos Falcó eligiera su finca de Malpica de Tajo para plantar sus viñedos y elaborar sus vinos (también aceites).

    HIPPERIA 2018

    93,54 puntos en Guía Wine Up!

    PAGO DE VALLEGARCÍA

    Retuerta del Bullaque (Ciudad Real)

    D.O. Pago de Vallegarcía

    Variedad: Cabernet Sauvignon 59%, Cabernet Franc 24%, Merlot 14%, Petit Verdot 3%.

    Crianza: 15 meses en barricas de roble francés

    PVPR: 32,90€

    Siempre he puesto a Vallegarcía como ejemplo de todo lo bueno que puede salir de Castilla-La Mancha con variedades foráneas. Fueron pioneros en la plantación de Viognier y han sabido conducir el viñedo a la excelencia, para ello, sin duda cuentan con los mejores. Hipperia es desde su concepción y por méritos propios, uno de los mejores vinos de Castilla-La Mancha, año tras año.

    ALTOLANDON BY ROSALÍA 2016

    93,38 puntos en Guía Wine Up!

    Bodega ALTOLANDON

    Landete (Cuenca)

    D.O. Manchuela

    Variedad: Garnacha centenaria ecológica

    Crianza: 8 meses en tinajas de barro.

    PVPR: 18€

    De garnachas a 1000 mts de altitud, de viña vieja y con el buen trabajo de la enóloga Rosalía Molina solo pueden salir cosas buenas. La crianza en tinaja potencia el carácter frutal de la garnacha con una frescura poco habitual.

    ILDANIA 2017

    93,15 puntos en Guía Wine Up!

    Bodega La Niña de Cuenca

    Ledaña (Cuenca)

    D.O. Manchuela

    Variedad: Bobal de viñas centenarias

    Crianza: 18 meses en tinajas de barro.

    PVPR: 22,50€

    Diego Morcillo asume el reto de elaborar una de las mejores bobales del mercado. Procedente de viña centenaria, con una larga crianza en tinaja de barro, demuestra que hay mucha calidad y que sabe buscar la mejor expresión varietal.

    QUORUM PRIVATE COLLECTION 2012

    93,08 puntos en Guía Wine Up!

    FINCA EL REFUGIO

    Socuéllamos (Ciudad Real)

    Vino de la Tierra de Castilla

    Variedad: Tempranillo 75%, Petit Verdot 25%.

    Crianza: 18 meses en barricas nuevas de roble americano y francés

    PVPR: 35,00€

    Puedo presumir de haber descorchado muchas botellas de Quorum en los últimos años y de haberlas compartido con sumilleres en mis catas del Wine Up Tour. He de decir que en cierto modo me fastidia que se sorprendan por la excelente calidad, pero claro, una cosa es lo que les cuentan y otra es cuando pueden disfrutar de otro de los grandes vinos manchegos. Benjamín Galisteo es el artífice acompañado de Paco Granado, otro de los grandes asesores técnicos que trabajan en España.

    ESTELA DE ARRAYÁN 2018

    93,85 puntos en Guía Wine Up!

    Bodegas Arrayán

    Santa Cruz del Retamar (Toledo)

    D.O. Méntrida

    Variedad: Syrah, Merlot, Cabernet Sauvignon y Petit Verdot

    Crianza: 17 meses en barricas de roble francés

    PVPR: 26,25€

    Maite Sánchez es otra de las enólogas de prestigio que tenemos en Castilla-La Mancha. Entiende el vino como pocos, es hija de uno de los grandes periodistas del vino de España: Bartolomé Sánchez, eso quiere decir que desde pequeña ha vivido entre grandes vinos y ha comprendido la grandeza del sector. Desde que cogió las riendas de Arrayán, ha ido mejorando sus elaboraciones, ampliando horizontes con variedades autóctonas y también territoriales con garnachas de Cebreros.

    BISIESTO TEMPRANILLO 2015

    92,00 puntos en Guía Wine Up!

    Bodega Soledad

    Fuente de Pedro Naharro (Cuenca)

    D.O. Uclés

    Variedad: Tempranillo

    Crianza: 12 meses en barrica de roble francés

    PVPR: 12€

    Un vino de cooperativa que aparece en este listado por méritos propios. Es uno de los tempranillos más puntuados de España y en relación calidad-precio puede que haya pocos en el país que estén a este nivel. Milagros Romero Torres es la enóloga artífice de esta “revolución” en la cooperativa. Cuenta con una materia prima excelente, con más de 100 hectáreas de tempranillo que supera los 40 años de edad. Sumando la materia prima a la excelencia técnica, tenemos un vino de los que sentirse orgullosos en la región y que se puede disfrutar por un precio más que razonable.

    PAGO FLORENTINO 2017

    92,00 puntos en Guía Wine Up!

    PAGO FLORENTINO (GRUPO BODEGAS ARZUAGA)

    Malagón (Ciudad Real)

    D.O.P. PAGO FLORENTINO – VINO DE PAGO

    Variedad: Tempranillo

    Crianza: 12 meses en barrica de roble americano y francés

    PVPR: 14€

    En la finca “la Solana” de Malagón se encuentra el viñedo y la bodega que tiene reconocido el pago. Un proyecto de una familia que ha sido partícipe del crecimiento y prestigio de la D.O. Ribera del Duero: Arzuaga. Llevan años elaborando en la finca, vino y aceites con un alto estándar de calidad, al fin y al cabo, las bodegas que trabajan bien, no saben hacer otra cosa, se autoimponen la máxima exigencia, unido a un entorno privilegiado, próximo al parque natural de las tablas de Daimiel.

    ARTÍCULOS RELACIONADOS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    - Advertisment -

    ÚLTIMOS POSTS