miércoles, mayo 18, 2022
MÁS
    InicioEnologíaMaría José Marchante, la pasión por la viña y los olores

    María José Marchante, la pasión por la viña y los olores

    Ha tenido una formación nómada. Es licenciada en Biología por la Universidad de Jaén (1997-2001), máster en Viticultura y Enología en la Escuela de Ingenieros Agrónomos de Madrid (2002) y obtuvo el grado de Enología en la Universidad de Miguel Hernández de Orihuela, Alicante (2012-2015). Además, compatibilizó sus estudios de Enología con su primer y único trabajo en el sector, en Bodegas Navarro López de Valdepeñas, donde comenzó su vida profesional en 2003, como ayudante de laboratorio.

    Enóloga de Bodegas Navarro López de Valdepeñas

    María José Marchante (Villarta de San Juan, 1979) no llegó a la enología por vocación a pesar de proceder de familias relacionadas con el sector vitivinícola. Destacando su abuelo, Marcelo Negrillo, muy conocido en la zona por la bodega que regentaba. Se declara maniática de los olores desde muy pequeño, lo que, unido al poso familiar, la llevo, primero al mundo de las catas y después al desarrollo de su actividad profesional en Bodegas Navarro López. También deja claro que su verdadera pasión actual es la viticultura. Lo ha demostrado en la bodega familiar de Valdepeñas donde presta sus servicios desde hace más de dieciocho años. Desarrolló algunas de las iniciativas más vanguardistas que se llevaron a cabo en Valdepeñas en los viñedos de su empresa: puso en marcha los muestreos de las parcelas y la recogida de la uva en su punto de madurez fenólica, la cata de uvas, el peso de bayas y el pago a los viticultores de la uva en función de su calidad, además de poner en funcionamiento la sección de microbiología.

    María José Marchante, enóloga de Bodegas Navarro López, donde entró a trabajar en 2003

    Después de once años de un trabajo multifuncional en la sección técnica le llegó la oportunidad de ascender a la cima de la sección, ascendiendo a la condición de enólogo principal tras la salida en 2014 de la persona que ostentaba ese cargo hasta ese momento. Desde entonces trabaja en la bodega y en la viña. María José Marchante sitúa la labor en el campo como la más importante en el proceso de elaboración de un buen vino. Desde su llegada a la dirección técnica, la enóloga de Villarta, ha dado su impronta al catálogo de vinos que elabora la bodega valdepeñera: “los hemos hecho más modernos y hemos sacado una amplia gama de varietales”. En la actualidad Bodegas Navarro López comercializa monovarietales de sauvignon blanc, chardonnay y graciano, así como un rosado de tempranillo bajo la marca Premium 1904 acogido a la indicación Vinos de la Tierra de Castilla y verdejo, airén, garnacha, syrah y rosado de tempranillo pertenecientes a la gama Don Aurelio y embotellados con el marchamo de la DO Valdepeñas. Todos estos vinos, según comenta se elaboran teniendo en cuenta las condiciones de cada cosecha, en función de la uva obtenida en cada añada, de modo que, si algún año no alcanzan la calidad deseada, no se embotellan. 

    Sitúa la labor en el campo como la más importante del proceso de elaboración de un buen vino

    La gama 1904 Premium la completa un tinto tempranillo-syrah de seis meses mínimo de barrica y los Don Aurelio también cuentan crianza, reserva, gran reserva y una edición limitada de un reserva de familia con una producción limitada de 2.500 botellas. Además, la empresa comercializa un vino de autor al margen de cualquier indicación geográfica. Se trata del tinto Viña Trebolar, un vino multivarietal con tempranillo, syrah, graciano y cabernet-sauvignon del que último año se elaboraron 4.500 botellas. Se trata de un vino muy especial en el que se tienen en cuenta muchas variantes hasta su salida al mercado, desde el tipo de barrica y tostado, así como el tipo de variedades que lo integran y los porcentajes de cada tipo de uva. Hasta ahora se han comercializado cinco añadas.

    Viña Trebolar, un vino multivarietal del que se embotellan unas 4.500 unidades

    Desde este año la enóloga ha comenzado la elaboración de espumosos: Viçenza con el método Charmat y Leticia con adición de carbónico. También se comercializa un brut con método Charmat bajo la marca Don Aurelio.

    En breve comenzarán a envasar vinos en lata de 20 centilitros. Será una línea de vinos jóvenes blancos, tintos y rosados, y más tarde frizzantes y sangrías. María José Marchante apunta que “el coronavirus ha cambiado la mentalidad de la gente joven, tanto en el uso de un formato más individual y por supuesto, reciclable”.

    La empresa cuenta con 180 hectáreas de viñedos propios. Además, la bodega controla otro buen número de hectáreas de agricultores que proveen desde siempre a la empresa. María José Marchante apunta que esos viñedos son los que más controlan: “prevemos y atajamos todos los problemas que pueden surgir. Las uvas de fuera que llegan a la bodega dan perfectamente la talla”. Se elaboran cuatro millones de kilos y se comercializan entre 12 y 14 millones de botellas al año.

    María José Marchante se decanta por la uva tempranillo a la hora de sus preferencias por ser una variedad muy noble y porque se adapta perfectamente y por la graciano, por su dificultad y porque cuando la domina es la que más satisfacciones le da: “es una uva muy complicada, con el ph muy bajo y mucha acidez”.

    Bodegas Navarro López tiene 10.000 barricas de roble, de las cuales el 70% es francés y el 30% americano.

    ARTÍCULOS RELACIONADOS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    - Advertisment -

    ÚLTIMOS POSTS