lunes, mayo 20, 2024
MÁS
    InicioOpiniónMiel de La Alcarria, néctar divino

    Miel de La Alcarria, néctar divino

    Por Victoria Arenas. Sumiller

    A menudo, la miel se ha descrito como una sustancia venida del cielo. Desde tiempos inmemoriales, ha sido empleada tanto en rituales religiosos de la Antigua Grecia como en rituales hindús (puja) que se siguen celebrando hoy en día.

    Hablamos de un producto natural que ha sido utilizado tanto para proporcionar placer al paladar en diversas gastronomías como para usos terapéuticos. Está comprobado científicamente que contiene alrededor de unas 200 sustancias compuestas, principalmente, de fructosa y glucosa, pero también contiene aminoácidos, vitaminas, minerales y enzimas. Su composición varía según las plantas de las que las abejas se hayan alimentado.

    La comarca que agrupa a los municipios que producen miel de La Alcarria están situados en una meseta entre los 900 y 1.000 metros de altitud

    Son varios los motivos por los que la miel ha tenido gran protagonismo en todas las civilizaciones antiguas. De hecho, los antiguos egipcios, asirios, chinos, griegos y romanos emplearon la miel para curar heridas y para tratar enfermedades intestinales.

    En Egipto, fueron hallados papiros en los que se mencionaban más de 900 remedios terapéuticos en los que la miel estaba presente. De hecho, casi todas las medicinas egipcias contenían miel junto con vino y leche. Asimismo, ofrecían miel a sus dioses. En cuanto a los usos de la miel en la antigua Grecia, los griegos tenían una bebida que consistía en miel y mosto y, en ocasiones, era utilizada como remedio tradicional para tratar ciertos desórdenes nerviosos.

    Hipócrates, el padre de la medicina, prescribía una mezcla de vinagre con miel para los dolores, el hidromiel (bebida alcohólica fermentada realizada con agua y miel) para calmar la sed y otras mezclas elaboradas con miel, agua y otras sustancias medicinales para tratar la fiebre y algunos usos más relacionados con la salud.

    Conectando esos usos tradicionales de la miel con la actualidad, podemos afirmar que desde hace unas décadas la miel está siendo objeto de investigaciones científicas que están arrojando luz sobre las propiedades de este alimento. Entre los descubrimientos relacionados con este hecho, podemos destacar la acción antibacteriana de la miel que ha sido científicamente probada y otros múltiples beneficios.

    Gastronomía manchega y miel

    La tradición ha instaurado la presencia de la miel en recetarios de varias culturas. Por un lado, en los postres típicos de países de todo el mundo y, por la parte que nos concierne, también tiene gran protagonismo en la gastronomía manchega.

    Dulces típicos son elaborados en las cocinas de nuestra región y, gracias a ello, nos deleitamos con las roscas de nuégados, las torrijas, las hojuelas, etc. Además, estos dulces se suelen realizar en reuniones familiares en las que una o varias generaciones conviven y consolidan que las recetas “de las abuelas” no se pierdan y sigan pasando de generación en generación.

    DO Miel de la Alcarria

    En Castilla-La Mancha poseemos un producto de excelente calidad: DO Miel de la Alcarria. Esta comarca está situada en una meseta entre los 900 y 1.000 metros de altitud y en ella abundan plantas aromáticas como romero, tomillo, espliego, ajedrea, hisopo, mejorana y algunos otros tipos de plantas como la gayuba y la aliaga. Además, destacan algunas especies forestales a por su importancia en la apicultura como son los encinares, robledales, pinares y sabinares.

    La miel protegida se clasifica en tres tipos (miel monofloral de romero, miel monofloral de espliego y miel multifloral) y debe presentar las cualidades organolépticas propias del origen floral correspondiente, especialmente en cuanto a aroma y sabor. Es un producto muy controlado y con una alta calidad.

    Destacaremos el etiquetado, pues es la forma de poder identificar que estamos consumiendo realmente miel comercializada como DO Miel de La Alcarria. Cada envase contará con una contraetiqueta numerada expedida por el Consejo Regulador de la DO Miel de La Alcarria y también contará con un precinto de garantía y una etiqueta comercial con una leyenda que contenga el nombre “DO Miel de La Alcarria” y el tipo de miel según su origen botánico.

    Refranero

    Ya en el siglo XVII era bien conocida la calidad de la miel de la zona de La Alcarria y es un producto muy presente en nuestras vidas, de una forma u otra. La miel, junto con otros alimentos típicos de La Mancha, es mencionada tanto en El Quijote como en el refranero popular. “No se hizo la miel para la boca del burro”, esa expresión tan usada por todos nosotros con ese toque irónico, es un vivo ejemplo de cómo la miel impregna nuestro imaginario colectivo y se cuela en nuestra forma de hablar y de expresarnos.

    Además, para expresar algo que es inmejorable utilizamos en nuestro lenguaje cotidiano la expresión de que algo es “miel sobre hojuelas”. De ese modo, podríamos seguir enumerando varios refranes arraigados a nuestra forma de hablar, e incluso metáforas, en relación a este alimento. Algunos de ellos hacen alusión a la exaltación de la miel como, por ejemplo, “Con miel cualquier pastel sale bien” y otros proporcionan consejos para que no te piquen las abejas tal como “No pica la abeja a quien en su paz la deja”.

    Para finalizar, nada mejor que destacar la calidad de esta materia prima tan bien tratada en la DO La Alcarria. Como vemos, la miel es una sustancia divina venida del cielo… de ese cielo por el que surcan nuestras queridas amigas las abejas Apis Mellífera a quien tanto debemos.

    ARTÍCULOS RELACIONADOS
    - Advertisment -

    ÚLTIMOS POSTS