jueves, mayo 30, 2024
MÁS
    InicioGastronomíaAgar & Agar, virtuosismo a la parrilla con carbón marabú

    Agar & Agar, virtuosismo a la parrilla con carbón marabú

    El restaurante cuenta con cuatro ambientes diferentes.

    El nuevo restaurante Agar & Agar, situado en la almendra central de Ciudad Real, ha venido a sumarse a la amplia oferta hostelera que ofrece la capital de la provincia. Contra viento y COVID, Luis Espinar López (Ciudad Real, 1989) se lanzó a poner en marcha un gran proyecto en tiempos no muy recomendados para hacer mudanza. Desde su anterior establecimiento situado en la calle Estación Vía Crucis, más pequeño y escondido, el audaz joven restaurador se lanzó a emprender una gran aventura rodeada de dificultades. Cuando el COVID hacía estragos, Luis y su socio Iván Gónzalez de Murillo abrieron su nuevo restaurante: más grande, más céntrico y completamente adaptado para responder a las necesidades del momento.

    Luis Espinar ya había sembrado y recogido buenos frutos en su primer negocio propio. Tres años en el primer Agar & Agar le habían proporcionado la experiencia y una clientela satisfecha para afrontar un reto mucho mayor. Así llegó la puesta de largo del nuevo Agar & Agar en la Avenida Alfonso X El Sabio. El nuevo local cuenta con cuatro ambientes diferentes (terrazas interior y exterior, sala y zona de tapeo) capaces de acoger cien comensales sentados y 36 en barra y mesas altas.

    Como ya hacía anteriormente, pero ahora con más medios, la cocina de Agar & Agar, se basa en productos de máxima calidad y temporada. La parrilla es su principal aliado. Allí, las brasas que produce el carbón de marabú cubano, una exquisitez marca de la casa, dora los mejores pescados que llegan a Ciudad Real: rodaballo, besugo, lubina, atún rojo; y deja al punto las carnes más sabrosas: chuleta de vaca, carne de wagyu y otros cortes de animales exóticos como cebra y bisonte. Este carbón, según el cocinero, procede de una planta leñosa invasiva y es traído directamente de la isla caribeña. Es más aromático y más fino que otro tipo de leñas.

    Tampoco hay que olvidar otras delicias culinarias como los mejores mariscos de las rías y las verduras de temporada, entre las que destaca el espárrago y la alcachofa, la reina de la huerta, en variadas presentaciones.

    La carta se cambia cada dos o tres semanas. Los precios se mueven en una horquilla muy amplia que va desde los 20 euros del picoteo más informal (croquetas, alitas de pollo con salsa coreana y una larga lista de tapas) a los 60 euros.

    A Luis Espinar también le gusta experimentar con productos y sabores procedentes de otras latitudes. Así en Agar & Agar podrán encontrar habitualmente especialidades de cocina asiática y centroamericana.

    Luis Espinar se formó durante tres años en la Escuela de Hostelería de Ciudad Real. Posteriormente hizo prácticas y trabajó en diferentes restaurantes de Ciudad Real, Granada y Madrid. En 2017 fundó su propio negocio que ahora amplia. Su insultante juventud depara un futuro muy prometedor. Pronto nos puede sorprender con otra apertura fuera de la provincia.

    ARTÍCULOS RELACIONADOS
    - Advertisment -

    ÚLTIMOS POSTS