lunes, mayo 16, 2022
MÁS
    InicioOpiniónCastilla-La Mancha, la gran abastecedora del mundo de vinos a granel

    Castilla-La Mancha, la gran abastecedora del mundo de vinos a granel

    JOSÉ LUIS MURCIA

    La exportación española de vinos a granel en el interanual a septiembre de 2021 ha alcanzado los 12,94 millones de hectolitros (56%), que sumados a los 0,52 millones de litros en bag in box, vinos con un mayor valor añadido, suman cerca de 13,5 millones de hectolitros (59%) sobre un total de 23,06 millones de hectolitros. Y más del 75% de esas ventas parten de Castilla-La Mancha, el mayor viñedo del mundo.

    Pero como siempre ocurre, y parafraseando a Rafael del Rey, director general del Observatorio Español del Mercado del Vino (www.oemv.es) en el mercado internacional hay graneles y graneles. Ese juego de palabras nos indica que existen graneles de calidad media o media alta que se pagan por encima de 0,55 euros y otros más básicos, los más abundantes en España y, por supuesto en Castilla-La Mancha, cuyo precio, según la producción, oscila entre los 0,28 y los 0,54 euros.

    Del total de 12,94 millones de hectolitros vendidos en el interanual a septiembre por 473,43 millones de euros, a una media de 0,37 euros el litro, solo el 27% son vinos a granel con apellidos. Por ejemplo, los vinos con DOP se han vendido a una media de 1,09 euros el litro; los vinos con IGP se han cotizado a 0,55 euros y los vinos con denominación varietal se han despachado a 0,39 euros el litro. Mientras, los 939 millones de litros de vinos más básicos se han exportado a un precio medio de 0,35 euros. Si tenemos en cuenta los vinos en bag in box, las ventas de vinos a granel de calidad ascienden a 406 millones de litros, que suponen el 30,5% del total. Cuando en 2009 se puso en marcha la primera edición de la World Bulk Wine Exhibition (WBWE), las ventas de vino a granel de calidad apenas alcanzaban el 16%.

    La Feria de Amsterdam aglutina el 80% del comercio del vino a granel a nivel mundial

    Como el uso de las estadísticas es fácilmente manipulable, el grupo de negacionistas del comercio del vino a granel ponen como ejemplo a Italia que, con buen criterio, optó por pasar de ser un país granelista hace años a envasar la mayor parte de su producción. Y todo ello pese a disputarse todos los años la segunda plaza de mayor exportador de vino a granel del mundo con Australia y Chile.

    Italia ha pasado de vender 858 millones de litros de vino a granel en 2000 a 440 millones de litros en 2020, con cantidades que oscilan entre esa cantidad y los 575 millones de litros de 2013, según datos ofrecidos por el OEMV. Las cifras del pasado año suponen un 22% del total de vinos exportados, pero ¿cómo evolucionan el resto de países exportadores?

    Estados Unidos ha pasado de exportar 35,5 millones de litros de vino a granel en 2000 a 236,5 millones de litros en 2020, que suponen el 65% del total de sus ventas en el exterior. Sudáfrica ha pasado de los 51,5 millones de litros en 2000 a 208 millones de litros en 2020, con récord en 2013 con 418 millones de litros, que suponen el 57% de sus exportaciones.

    Parafraseando a Rafael del Rey en el mercado internacional hay graneles y graneles

    Nueva Zelanda vendió en el exterior 0,4 millones de litros de vinos a granel en 2000, mientras en 2020 expidió 138,5 millones de litros, un 45% del total, y Chile, que vendía en 2000 un total de 80 millones de litros ha pasado a enviar al exterior 362 millones de litros, más de 400 millones de litros durante varios años, que supone el 42,5% del total.

    Con datos en el interanual a junio de 2021 Nueva Zelanda vende sus vinos a granel a un precio medio de 2,28 euros el litro, a 1,44 euros Francia, 1,08 Alemania, 1,06 Estados Unidos, 0,90 euros Australia, 0,86 euros Portugal, 0,75 euros Chile, 0,71 euros Italia y 0,39 euros España, cantidad solo equiparable al precio medio de Moldavia y cercano a Hungría.

    ¿Por qué ocurre esto? Las ventas de vino a granel de España superan en un 300% la del resto de vendedores de este tipo de vinos en el mundo, pero es que su oferta es mucho mayor, con excepción de Italia, y algo más lejos de Francia.

    Catadores durante el concurso de vinos a granel que se celebra coincidiendo con la celebración de la Feria de Amsterdam

    ¿Qué falla entonces? Probablemente la gran venta de vinos básicos a Francia, Italia, Alemania y Portugal, que a su vez reexportan buenas partes de esas compras a mejor precio ¿Sería la solución envasar vinos básicos con etiqueta de cada bodega y venderlos a mejor precio? No, en la mayoría de los casos, ya que la venta de un vino básico identificado claramente perjudica más al país que lo vende que si lo expidiese a granel. Además, muchos de estos vinos básicos son utilizados para mezclas, como vinos base de espumosos o elaboración de sangrías y otros derivados. Y nunca, o casi nunca, como vinos terminados.

    Declaraciones recientes del consejero de Agricultura de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, unidas a otras realizadas por bodegueros emblemáticos como Félix Solís, el desaparecido Carlos Falcó, o el presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, inciden en que todos los vinos de esta región deberían venderse embotellados ya que, a su juicio, se generaría mucho mayor valor añadido para agricultores y bodegueros, afirmaciones que, cuando menos, necesitan una reflexión más profunda.

    En primer lugar, vamos a hablar exclusivamente de precios ¿Qué es más rentable vender un vino a granel de calidad a 0,75 euros el litro o ese mismo vino, ejemplos los hay a cientos en nuestra tierra, al mismo precio con el añadido de botella, etiqueta, cápsula, caja, luz y horas de trabajo? Granel y envasado no son conceptos reñidos sino complementarios. Todos los vinos hasta su elaboración son vinos a granel ¿Alguien ha visto botellas de vino colgando de las cepas o de los depósitos? Y todo vino a granel termina envasado, eso sí, en destino ¿O alguien ha visto a la gente bebiendo vino de una manguera de una cisterna?

    El vino a granel es un método de transporte. Las grandes compañías multinacionales trasladan el vino en contendores desde sus lugares de origen (Australia, California, Sudáfrica, Italia o España) hasta las ciudades donde se ubican las embotelladoras. Y en ese maravilloso ejercicio, aparte de ahorrar dinero en transporte, lo ahorran también en emisiones de CO2 ¿No queremos ser todos más ecologistas y cuidadosos del medio ambiente? Pues nada la solución es sencilla, ahora que el vidrio es fácil de conseguir, procurémonos 1.726 millones de botellas, envasemos todo el vino español a granel, carguémoslo en grandes trailers y barcos y a ahorrar CO2.

    El futuro del mercado necesita de una importante reflexión. En el año 2000, las ventas de vinos a granel y en bag in box, un envase que junto a la lata tiene mucho futuro, suponía el 35% de las ventas, hoy suponen más del 38%. Razones medioambientales y económicas juegan a favor del vino a granel, aunque lo lógico es que el mercado tienda a mostrar su equilibrio. Y nadie mejor que las bodegas para saber cuál es su mercado y cuanto deben vender a granel o envasado. La rentabilidad es siempre el motor que debe mover su actividad.

    ARTÍCULOS RELACIONADOS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    - Advertisment -

    ÚLTIMOS POSTS