martes, diciembre 6, 2022
MÁS
    InicioBodegasPies Viejos Parajes y Viñedos, un nuevo proyecto vitivinícola que hermana Valdepeñas...

    Pies Viejos Parajes y Viñedos, un nuevo proyecto vitivinícola que hermana Valdepeñas y Cebreros

    Valdepeñas ha alumbrado un nuevo proyecto vitivinícola que se extiende hasta las estribaciones de la Sierra de Gredos, en el municipio abulense de Cebreros. Se trata de Pies Viejos Parajes y Viñedos, una idea concebida y plasmada en 2021 por José Carlos Rodríguez Maroto y José Luis Villegas, ayudados desde los inicios por Ana y Carlota.

    Son apasionados del mundo del vino, con unas ideas muy claras de lo que quieren hacer y transmitir a los que consuman sus productos, basadas en la pasión, el respeto por el entorno, las variedades endémicas y la sostenibilidad. Todo ello reflejado en una vitivinicultura mínimamente intervencionista, tanto en la bodega como en la viña, en donde el fruto tiene toda la libertad de expresarse como es.

    La bodega fue fundada en 2021 por José Carlos Rodríguez y José Luis Villegas

    Los dos socios tienen un nutrido curriculum de experiencias en el sector. José Carlos, además del certificado profesional de sumillería y el postgrado en enología cuanta con numerosos cursos relacionados con el vino y también posee el diploma Wset4, la máxima titulación de especialista en vinos. Por su parte, José Luis Villegas tiene estudios de vitivinicultura y sumillería, realizando en estos momentos un máster en Viticultura, Enología y Marketing del Vino. Cuenta con el Wset3.

    Gama de la nueva bodega Pies Viejos Parajes y Viñedos

    Pies Viejos Parajes y Viñedos tiene y controla viñas en Valdepeñas y Cebreros. En la ciudad natal de José Luis Rodríguez elaboran dos de sus cinco vinos: un Orange Wine de uvas airén de viñas muy viejas, 80 años, y el tinto La Viña es Bella, de garnacha manchega de una parcela de pie franco con más de 70 años ubicada en una zona fría cerca de Alcázar de San Juan. En Cebreros elaboran sus vinos tintos El Vigilante, de uva garnacha procedente de un viñedo de 104 años y Alberchón, también garnacha y un blanco de la variedad albillo real también de viñas viejas.

    Producciones muy escasas

    Sus producciones, teniendo en cuenta la edad de los viñedos y el tipo de terrenos donde crecen, son muy escasas. En total, la nueva bodega comercializa unas nueve mil botellas al año de sus cinco marcas.

    Viñedos en tierras fundamentalmente graníticas de Cebreros

    Su Orange Wine ha pasado 99 días en contacto con las pieles y sus procesos de fermentación y crianza, cinco meses, se han llevado a cabo en huevos de barro con la mínima intervención. Con un color dorado viejo, anaranjado, tiene un perfil gastronómico muy acentuado. Acompaña perfectamente platos proteicos y grasos. Por su parte, La Viña es Bella ha fermentado en hormigón y ha tenido un proceso de crianza en cueva de 10 meses en barricas de 1 y 2 años de roble francés y posteriormente cuatro meses de afinado en botella.

    El Vigilante

    La primera viña de 0,38 hectáreas la compraron en Cebreros en 2020, cuando empezaron a gestar la empresa. De ella obtienen su garnacha El Vigilante, un vino de parcela de la que se obtienen 830 gramos por planta. El otro vino de garnacha, Alberchón, procede de dos viñedos situados en terrenos 90% graníticos y 10% pizarrosos, situados a 840 y 1080 metros de altitud. El vino envejece durante 8 meses en fudre de madera europea y ofrece una fruta pura, salvaje.

    Viñedo de airén de cepas muy viejas cercanas a Valdepeñas

    De El Vigilante y Alberchón se hacen 420 y 3.900 botellas respectivamente, mientras que del albillo real se comercializan 320 botellas. De los vinos que se elaboran en Valdepeñas se venden 2.300 unidades del Orange Wine y de La Viña es Bella 2.100 botellas. Los precios de venta al público se mueven en una horquilla que va de los 12 a los 25 euros. Actualmente centran sus ventas en el mercado nacional, pero con la mente puesta en futuros mercados exteriores. Ya están en tres restaurantes con estrella Michelin de Castilla-La Mancha.

    Entornos rurales

    Las viñas que compran o controlan no deben de tener menos de 60 años y estar situadas en parcelas alejadas de la ciudad, ubicada en entorno rurales. Todas las uvas se vendimian a mano y se recogen en cajas. No se utilizan productos químicos y en las elaboraciones la intervención es mínima. En Cebreros elaboran en la cooperativa y en Valdepeñas han alquilado un espacio en Bodegas Arúspide.

    José Carlos y José Luis ven que su proyecto avanza con buen viento. Sostienen que “pensar un vino es haberlo soñado. Ese es nuestro proyecto…. el vino soñado”.

    ARTÍCULOS RELACIONADOS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    - Advertisment -

    ÚLTIMOS POSTS