miércoles, mayo 29, 2024
MÁS
    InicioEntrevistas“Los cultivos más rentables con diferencia son el almendro y el pistacho”

    “Los cultivos más rentables con diferencia son el almendro y el pistacho”

    Entrevista a Rafael Veas, director general de Agrícola Carrascas

    En la Finca Agrícola Carrascas desde hace algunos años se hacen grandes vinos. En un clima y en una tierra dura para los cultivos, Rafael Veas, director general de la explotación, está consiguiendo sacar adelante un proyecto que además del viñedo conjuga otros productos como los cultivos leñosos de almendro y pistacho, que están sustituyendo al tradicional cereal de la zona. En esta entrevista nos detalla los secretos de cada cultivo.

    ¿Qué cultivos tienen actualmente en producción en Agrícola Carrascas y cuántas hectáreas plantadas hay de cada uno? ¿Tiene datos de la cantidad total de hectáreas de estos cultivos en Castilla-la Mancha?

    En Finca Carrascas actualmente tenemos 115 has de almendro, 36 has de pistacho, 55 has de viña, y 105 has de cereal. En cuanto a datos para estos cultivos, refiriéndonos exclusivamente a leñosos-frutos secos, los últimos datos publicados según fuentes del MAPA, hay censados 116.000 has de almendros de superficie productiva en CLM de las 522.000 has en España, y 46.000 has de pistacho en CLM de las 61.000 has censadas en España, de las cuales en producción tan solo se encuentran 12.600 has en CLM de las 18.000 has en España, lo que indica que este último es un cultivo de reciente incorporación en nuestra región que ha tenido un importante crecimiento en los últimos años teniendo en cuenta que, de media, este cultivo entra en producción a partir de los siete años.

    Rafael Veas, director general de Agrícola Carrascas en la nave subterránea que acoge la bodega

    ¿Cuántos kilos de media recogen anualmente de cada uno de ellos?

    La producción es variable en función de las características propias del año agrícola, influenciado de manera importante por temperaturas, heladas, régimen de lluvias, enfermedades etc. y también por la edad de las plantaciones porque cada año van entrando nuevas superficies en producción. Como datos medios podríamos decir que nuestra producción de uva es del orden de 500.000 kg/año, la estimación de producción de almendra para 2023 es de 250.000 kg, pudiendo llegar ya a 500.000 kg en 2024 si las condiciones son favorables. En lo relativo a pistacho se trata de plantaciones nuevas, 18 has plantadas en diciembre de 2020 y otras 18 has en enero de 2023 que, por tanto, todavía no han entrado en producción.

    ¿Cuántas hectáreas tiene la finca?

    La finca tiene 530 has, de las cuales 380 has son de superficie cultivable, 262 has son de riego y 118 has de secano. El resto de superficie es monte bajo.

    ¿A qué se debe que no tengan olivas, al clima o a otras circunstancias?

    Principalmente al clima que tenemos en la zona, con inviernos muy fríos y veranos muy calurosos, favorable para la producción tanto de uva como de almendros y pistachos de alto valor cualitativo

    ¿Cuáles son los cultivos más productivos y cuáles los más rentables?

    La reconversión de la finca pasando de cultivo de cereales a leñosos tiene que ver con su puesta en valor buscando la rentabilidad. En este sentido, teniendo en cuenta la situación actual de mercado, los cultivos más rentables con diferencia son los frutos secos, el almendro y el pistacho. En lo relativo a la viña, con los precios actuales de uva en CLM, la rentabilidad hay que buscarla a largo plazo vía elaboración, crianza y comercialización de vinos de alta calidad y posicionamiento en el mercado.

    Para usted, ¿Cuál sería la combinación ideal de cultivos para una explotación agropecuaria?

    Depende de la zona. En la nuestra, en la comarca del Campo de Montiel, concretamente en el término de El Bonillo, a 1.000 m de altitud, la combinación de viñedo, almendros y pistachos creo que es la mejor opción.

    La finca situada en el término municipal de El Bonillo tiene plantadas actualmente 115 hectáreas de almendro

    Creo que en los últimos años han quitado cereales para plantar en su lugar pistachos y almendros. ¿Seguirán con esta política hasta hacer desaparecer el cereal o dejarán algunas hectáreas del mismo?

    Teniendo en cuenta que en el campo cada año agrícola es diferente por la gran cantidad de variables que entran en juego, la rentabilidad de un Finca hay que buscarla en la diversificación de cultivos que pueda compensar la bonanza para unos y las dificultades para otros según las características propias del año agrícola y, en nuestro caso particular, nuestro Plan Estratégico contempla seguir con la transformación a leñosos de superficies dedicadas actualmente a cereal, quedando este cultivo reducido a la mínima expresión.

    Todo indica que el almendro y sobre todo el pistacho son mucho más rentables que los cultivos más arraigados en Castilla-la Mancha como el cereal, el olivar y el viñedo. ¿Qué rendimiento económico por hectárea tienen el viñedo, el almendro y el pistacho?

    La rentabilidad de un cultivo depende de muchos factores y lo que finalmente acaba marcando la diferencia en un contexto tan incierto y cambiante como el que estamos viviendo ahora es el precio de venta del producto. Al mismo tiempo, para buscar la rentabilidad es importante que tengamos en cuenta previamente factores asociados a la viabilidad de ese cultivo en tu zona, específicamente clima, horas de frío y calor, régimen de lluvias, tipo de suelo, densidad de plantación, métodos de cultivo, etc. sin olvidarnos de factores como la inversión inicial y el tipo de retorno de la inversión que esperamos. Con los precios actuales de mercado para cada uno de los productos y para plantaciones adultas que estén al 100 % en producción, en nuestra región hoy por hoy con el almendro y el pistacho se pueden alcanzar rentabilidades por encima de los 5.000-6.000 €/ha y sin embargo con la viña en el mejor de los casos se llega a 1.000-2.000 €/ha teniendo que ir en este último caso a producciones muy altas, en el límite superior de las producciones máximas permitidas por las distintas figuras de calidad.

    ¿Cuál es el que tiene más gastos y de cuál se obtienen más beneficios?

    En nuestro caso, el cultivo que tiene más gastos comparativos asociados es la viña y del que se obtienen más beneficios actualmente es la almendra, pero tenemos grandes perspectivas con los pistachos cuando entren en producción.

    Tienen agua suficiente para mantener su producción. ¿Qué cultivo necesita más agua y cuál menos?

    El agua es un recurso escaso pero necesario para la vida y para rentabilizar cualquier explotación agrícola. Con un uso eficiente del agua se pueden conseguir producciones con cierta estabilidad en el tiempo. En cuanto a las necesidades de agua, de manera general y dependiendo de las variedades, el cultivo del almendro es el que más agua necesita y el pistacho el que menos para mantener unas producciones rentables.

    Teniendo en cuenta la altitud del terreno y los inviernos tan fríos de la zona, ¿tienen muchos problemas con las heladas en determinados cultivos?

    Las heladas se convierten en unos de los principales enemigos para la viabilidad de estos cultivos, especialmente de la almendra, por eso es muy importante la elección de variedades de floración extratardía porque estadísticamente en nuestra zona hay peligros de helada hasta principios del mes de mayo. En la pasada campaña, una fuerte helada acaecida la primera semana de Abril de 2022, trajo como consecuencia unas fuertes pérdidas en Castilla la Mancha y en la provincia de Albacete en particular, extensivas a otras zonas de España que, a nosotros aunque también nos afectó, lo hizo en menor medida porque la almendra que tenemos en Finca Carrascas es de la variedad Penta que, hoy por hoy, se ha convertido en una de las variedades más adecuadas para zonas tan altas y frías en invierno y primavera como la nuestra, además de que se trata de una almendra muy apreciada y con gran valor desde el punto de vista cualitativo.

    El pistacho está ganando terreno a otros cultivos tradicionales de Castilla-La Mancha

    Tienen en mente procesar desde el principio al fin la almendra o el pistacho. Creo que hasta el momento solo lo recolectan y los preparan para vender a empresas que posteriormente lo comercializan.

    Por el momento nuestro objetivo es producir almendras y pistachos que, una vez recolectados, se someten en la Finca a un proceso de limpieza, secado y almacenado para después venderlos a industrias que se encargan de su clasificación partido, procesado y comercialización.

    ¿Tienen proyectos para incorporar algún nuevo cultivo o alguna otra novedad?

    Nuestros proyectos a corto y medio plazo pasan por continuar con el proceso emprendido de reconversión de la Finca, completando la plantación de toda la superficie en regadío con cultivos leñosos, almendros y pistachos, para, posteriormente, seguir con la transformación de la superficie en secano. Las novedades pasan por la posibilidad de incorporar nuevas variedades y/o nuevos portainjertos mejor adaptados a nuestro suelo y condiciones de cultivo.

    ¿Ve al almendro y al pistacho ocupando mucho más terreno en un futuro en detrimento del viñedo?

    El viñedo es un cultivo tradicional muy asentado en nuestro territorio con ligera tendencia a la baja en cuanto a superficie en los últimos años, pero es verdad que cultivos leñosos como el almendro y el pistacho están teniendo una evolución muy positiva y un gran avance. Por tanto, más que en detrimento del viñedo, creo que estos dos cultivos seguirán creciendo en el futuro principalmente porque, de manera generalizada y lejos de coyunturas específicas provocadas por crisis sanitarias o bélicas, hay demanda de estos productos en los mercados internacionales.

    Por último, ¿cómo cree que debe afrontar el negocio del vino su futuro en Castilla-La Mancha?

    Castilla la Mancha es la mayor región vitivinícola del mundo, concentrando el 48 % de la superficie vitícola nacional, el 11 % de la UE y algo más del 6% del viñedo mundial, pero, siendo líderes en volumen en exportaciones, los precios medios de venta de vinos por categorías siguen siendo bajos. Considero que el futuro lo debemos afrontar siguiendo la senda emprendida hace algunos años ofreciendo productos al mercado con buen potencial cualitativo, pero mejorando la rentabilidad con precios más altos. No parece que tenga mucho sentido que sigamos vendiendo grandes cantidades de vinos a clientes de nuestros principales países competidores como Francia e Italia para que luego el valor añadido se lo lleven otros.

    ARTÍCULOS RELACIONADOS
    - Advertisment -

    ÚLTIMOS POSTS