domingo, febrero 25, 2024
MÁS
    InicioEnologíaMatías Calleja Ugarte, un riojano de leyenda

    Matías Calleja Ugarte, un riojano de leyenda

    Director técnico y gerente de Bodegas Beronia

    No se conformaba con ser profeta en su tierra. Le sabía a poco. Por eso ha sido nombrado recientemente ‘Enólogo Leyenda de La Rioja’ por el famoso y reconocido prescriptor y ‘maestro del vino’ Tim Atkin (Master of Wine, en su denominación original) en su último “Rioja Special Report”.

    Matías Calleja Ugarte (Ollauri, 1959) lleva muy a gala ser hijo de La Rioja Alta, donde comenzó a trabajar muy joven en la misma empresa en la que sigue prestando sus servicios desde hace más de 40 años, desde hace 27 como director técnico y gerente. Matías llegó a Bodegas Beronia en 1982. Antes, desde 1977 a 1980, había estudiado Enología en Madrid, donde obtuvo el título de Técnico Especialista en Viticultura y Enotecnia por la Universidad Politécnica de Madrid, haciendo posteriormente la diplomatura en Enología y Viticultura en la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona.

    Tuvo lo fortuna de enrolarse en Bodegas Beronia inmediatamente después de terminar su formación académica, en el momento en que González Byass comenzó a diversificar su oferta. La primera bodega que compró el grupo jerezano fue Beronia, una bodeguita por entonces, que habían fundado en 1973 unos industriales vascos prácticamente para consumo propio y que tenían la costumbre común de ser grandes aficionados a la buena mesa. Actualmente los fundadores mantienen un 10 por ciento del accionariado de la bodega.

    Matías Calleja. Al fondo los viñedos de Bodegas Beronia

    Los comienzos

    Matías Calleja, que se ha labrado en mármol lo de Enólogo de Leyenda en Beronia, comenzó haciendo de todo en la bodega de Ollauri, una vez que entró gracias al visto bueno que le dio en su día Justo Casas, director técnico en Jerez de la Frontera. En estas cuatro décadas de trabajo, Matías Calleja ha dotado de una singular personalidad a los vinos de la bodega. Lo ha hecho dándoles un carácter propio, el conocido “Estilo Beronia”, instaurando una elaboración pionera en la DOCa Rioja en la que apostó por una crianza en barricas mixtas, con duelas de roble americano y tapas de roble francés, consiguiendo unos vinos que, adaptados a las nuevas tendencias de consumo, seguían siendo fieles a su origen.

    “No contemplo”, comenta, “la permanencia del vino en barrica para darle sabor a madera sino para que tengan una estabilización natural durante su permanencia y que finalmente predomine la fruta sobre la madera, que tiene la misión de dar la sutil identidad característica de los vinos de La Rioja”. Matías Calleja apunta que esa decisión la tomaron al principio de la década de los noventa, “fue el antes y después de Bodegas Beronia, ya que antes los vinos estaban demasiado maderizados”.

    El paso a los vinos con crianza

    Bodegas Beronia pasó a ser una bodega donde se hacía un vino casi de consumo propio a hacer reservas y grandes reservas. Al principio costó un poco, cuenta Matías Calleja, pero con el tiempo todo fue mejorando, teniendo en cuenta el potencial comercial de González Byass. En ese devenir, los responsables de la bodega vieron que había muchas posibilidades con los vinos de crianza, que comenzaron a elaborar al tiempo que se hacía evidente la necesidad de ampliar la bodega. Desde 1984, primera remodelación hasta 2019, fecha en la que terminó la construcción de la nueva bodega, han tenido lugar un total de cinco ampliaciones. Actualmente, la bodega tiene 35.000 barricas de tres tipos de roble (americano, mixto y francés).

    La nueva bodega, totalmente sostenible e integrada en el terreno, está dedicada a la elaboración de los vinos de alta gama: reservas, grandes reservas, vinos de terruño y vinos de viñedo singular. La empresa tiene 40 hectáreas propias de viñedo y controla casi 1.000 hectáreas de viticultores que históricamente le venden las uvas. Matías Calleja trabaja fundamentalmente la variedad tempranillo, pero también mazuelo, graciano y garnacha. La variedad tempranillo es la predominante en sus vinos. Las demás se utilizan para complementarla y nunca superan el 10%. Además, elabora varietales de graciano y mazuelo. Calleja realiza personalmente la clasificación de todas las parcelas y elige el momento adecuado para la vendimia.

    La cata de Matías Calleja

    BERONIA Tempranillo Elaboración Especial 2021

    Variedad: tempranillo 100%. Fecha de vendimia: principios de octubre de 2021. Barrica: cinco meses en barricas de roble americano. Grado alcohólico: 14%. Elaboración: fermentación alcohólica y maloláctica en barricas de roble americano de 225 litros, donde continuó con su crianza de cinco meses sometido a battonages periódicos. Antes de su salida al mercado, permaneció durante al menos cinco meses en botella.

    Cata: de color carmesí intenso, en nariz es sofisticado y atractivo, con aromas propios de la tempranillo (pétalos de rosa, fruta roja y regaliz acompañados de notas minerales y especias dulces). En boca muestra frescura y carácter varietal, con presencia de frutos rojos y chocolate, además de un tanino bien integrado que permite disfrutar de sensaciones diferentes a las habituales.

    BERONIA Viñas Viejas 2020

    Variedad: tempranillo 100%. Fecha de vendimia: principios de octubre de 2020. Barrica: 10 meses en barricas mixtas nuevas. Grado alcohólico: 14%. Elaboración: maceración prefermentativa en frío, fermentación alcohólica por debajo de los 26ºC con remontados periódicos y cinco meses de maloláctica en barricas francesas nuevas. Cinco meses más en roble mixto y, al menos, seis meses más en botella.

    Cata: profundo color de ciruela negra, con una atractiva y compleja nariz de aromas de frutos rojos (cereza y mora) sobre un fondo de especias dulces (canela y el chocolate) con notas balsámicas y de frutos secos. En boca es fresco, voluminoso y equilibrado, con taninos muy dulces y protagonismo de la fruta, que deja paso a notas de vainilla. Un gran vino para disfrutar.

    BERONIA Reserva 2018

    Variedades: tempranillo 95%, graciano 4%, mazuelo 1%. Fecha de vendimia: principios de octubre de 2018. Barrica: 18 meses en barricas de roble americano y francés. Grado alc: 14%. Elaboración: maceración prefermentativa en frío y fermentación controlada entre 26-28ºC con remontados periódicos y 18 meses en barricas mixtas y barricas de roble francés de dos vinos, completada con, al menos, 18 meses en botella.

    Cata: intenso color cereza negra, limpio y brillante. En nariz es atractivo y sugerente, con aromas intensos a fruta roja madura, especias dulces, frutos secos y chocolate sobre un fondo de notas minerales y balsámicas que le aportan gran complejidad y frescura. En boca aparecen notas golosas y taninos dulces que lo hacen apetitoso en el paladar. Redondo, largo y sabroso.

    BERONIA 198 BARRICAS Reserva Especial 2015

    Variedades: tempranillo 97%, graciano 2%, mazuelo 1%. Fecha de vendimia: principios de octubre de 2015. Barrica: 28 meses en barricas mixtas. Grado alc: 14,05%. Elaboración: maceración prefermentativa en frío y fermentación controlada entre 26-28ºC con remontados periódicos. Maceración postfermentativa y crianza en barricas mixtas durante 24 meses, completada con, al menos, 24 meses en botella. Cata: color ciruela negra de capa muy alta, con una nariz de notas de fruta madura, ciruela pasa y orejones sobre un fondo de tabaco y especias dulces. Vino con una acidez equilibrada y gran volumen. En boca la fruta se muestra fresca sobre un fondo goloso y seductor de notas de cacao. Taninos dulces y equilibrados hacen que este vino sea redondo, sabroso y largo.

    ARTÍCULOS RELACIONADOS
    - Advertisment -

    ÚLTIMOS POSTS